Guayaquil

Coronavirus: Ocho locales de la bahía son clausurados por no cumplir con el distanciamiento

Algunos abrieron antes de la hora prevista. Los ciudadanos se quejan por el desorden que provocan los informales

coronavirus bahía
Control. La medida establece que los establecimientos de la bahía se abran por grupos para evitar las aglomeraciones.CHRISTIAN VASCONEZ

Ya lo publicó EXPRESO hace unas horas. Este 21 de mayo, cuando Guayaquil lleva apenas dos días de mantener el semáforo en amarillo, en el sector de la bahía, alrededor de las 11:00, el Municipio había clausurado apenas un local por incumplir con las normas de distanciamiento.

El panorama de hecho parecía ser mejor al de ayer, donde se presentaron algunos problemas entre los propietarios de los cubículos que se resistían a no tener que abrir sus locales ahora a las 7:00, sino a las 10:00. Esto, como medida de seguridad para evitar la propagación del coronavirus. Sin embargo horas más tarde, debido al registro de una alta aglomeración de personas, el Cabildo cerró otros siete establecimientos. Así lo confirmó hace unos minutos mediante un comunicado.

zona rosa de Guayaquil

Coronavirus: En la Alborada se desarman al menos 20 discotecas

Leer más

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

CLAUSURA DE LOCALES 4
Hecho. Ocho locales del sector fueron clausurados este 21 de mayo.Cortesía

“Los 8 negocios (6 quioscos y 2 locales) fueron clausurados por la aglomeración de público y por abrir antes de tiempo. Ellos serán sancionados con multas, de acuerdo a la ordenanza; los quioscos con el 50 % de un salario básico y los locales, según el tamaño del establecimiento, con 1 a 6 salarios básicos”, explicó el director municipal de Justicia y Vigilancia, Xavier Narváez; quien hizo énfasis en el hecho de que se mantiene el sistema alternado de un módulo abierto y otro cerrado para evitar la concentración de personas, como publicó ayer EXPRESO.

Narváez indicó que los delegados de Justicia y Vigilancia continúan recorriendo los locales comerciales, para insistirles a los propietarios que deben cumplir los cinco puntos básicos de la ordenanza para evitar la propagación del virus: uso de mascarilla por parte del comerciante y el cliente, gel antiséptico, bandeja de desinfección, el aforo del 30 % de la capacidad del local y el distanciamiento social.

Entrada de la 8

Coronavirus: El distanciamiento no prende con el cambio de semáforo

Leer más

Sobre estos puntos, tanto los clientes y comerciantes hacen un llamado a que se cumpla sobre todo el primero. No todos los clientes usan la mascarilla, lamentó la propietaria de uno de los cubículos, Nelly González, quien dijo sentirse preocupada de contagiarse. "He rogado porque nos permitan trabajar, pero también tengo miedo a enfermarme. Si la gente quiere visitarnos, bienvenido sea. Pero háganlo con las medidas establecidas, aquí todos estamos poniendo de nuestra parte", añadió.

Sin embargo entre los clientes también surgen una serie de quejas. Pero no necesariamente relacionadas a la forma en cómo están atendiendo al interior de los establecimientos o quioscos, sino fuera de ellos. "Nuestra preocupación es con los informales", precisa Teresa Cando, quien llegó al lugar en busca de pijamas. Para ella, que sean decenas, "por no decir cientos de informales", vendiendo u ofreciendo sus productos en los pasillos llena de temor a la gente.

"Pasan junto a nosotros a una distancia de no más de 30 o 40 centímetros. Cómo puede hablarse aquí de seguridad, si hay este descontrol", piensa. Fernanda Astudillo, quien acudió también al sitio en busca de mercadería opinó de forma similar. "La bahía está bien, la gente está cooperando. El problema son los informales. ¿Quién los controla a ellos? Así no creo que nos vaya muy bien", cuestionó.