La falta de alimentadores en Guayaquil se cubre con 3.150 tricimotos

  Guayaquil

La falta de alimentadores en Guayaquil se cubre con 3.150 tricimotos

Funcionan solo 14 de las 31 rutas de buses que se conectan con las estaciones de la Metrovía. Las mototaxis generan caos en sectores populares

tricimoto
Imprudencia. En el sur de Guayaquil una tricimoto realiza una maniobra que irrespeta la Ley de Tránsito y casi choca contra un ciclista.Miguel Canales Leon

Trasladarse desde el sur al norte de la ciudad se vuelve una odisea para Glenda Mite. La línea 129 la moviliza desde su domicilio, pero le toma más de veinte minutos esperar un bus y bajo un intenso sol. La demora la obliga a salir desde la cooperativa Dignidad Popular, en las Malvinas, hasta la avenida 25 de Julio, donde está la parada de la Metrovía. Pero llegar a ese punto no es rápido.

metrovia

La Metrovía recibirá una inyección económica por ordenanza municipal

Leer más

Por la avenida Ernesto Albán no circulan los alimentadores y hay más de 20 cuadras para subir a un articulado. No le queda otra opción que tomar una tricimoto que le cobra $ 0,30. “Tendré que gastar más, me costará $ 1,20 al ir y venir del norte. Si existiera el alimentador solo gastaría $ 0,60”, se queja Mite ante un equipo de Diario EXPRESO que corrobora el problema de movilidad en la zona.

No es el único sector donde eso ocurre. En el Guasmo, en la cooperativa Juan Montalvo, Bastión Popular, El Fortín, Socio Vivienda, Orquídeas, Prosperina, entre otros, pasa lo mismo que donde vive Mite: no hay alimentadores o son insuficientes para cubrir la demanda de usuarios del sistema.

RECORRIDO DE TAXI MOTO (7041243)
Una tricimoto se cruza por el parterre irrespetando las normas de tránsito.Miguel Canales Leon

Ante esa necesidad de movilizarse, son las tricimotos las que cubren ciertas rutas y zonas, lo que genera además un caos vehicular en vías principales. En censos pasados de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) se determinó que habían unos 3.150 vehículos de ese tipo, pero solo cerca de 1.500 estaban homologados y 1.170 con permisos de operación. Aunque se estima que son más que están circulando, si se cuentan las no reguladas.

METROVIA

Guayaquil: La Troncal 4 está concluida, pero no podrá operar hasta finales de 2021

Leer más

La ATM reconoce que a la fecha hay solo 14 rutas alimentadoras circulando, de las que se utilizan alrededor de 40 unidades. Previo a la pandemia existían 31 rutas. Se tiene la proyección de retomar seis más hasta el mes de octubre y se mantendrá el análisis en función de la reactivación económica.

Uso las tricimotos porque hay pocos alimentadores de la Metrovía, el pasaje cuesta hasta $ 1, si uno lleva cargas. Son útiles, pero les falta respetar la Ley de Tránsito.

Milka Arroyo

ciudadana

Pero viajar en tricimoto no es nada tranquilo. La mayoría circula a exceso de velocidad, no respeta la luz roja y ocasiona un caos en el tránsito. Y cada vez se suman más a la tarea de los alimentadores.

El problema no es nuevo. En agosto de 2020 este Diario indicó que de los 377 articulados que tiene la Metrovía solo 94 hacían recorridos y tampoco había suficientes alimentadores. Una situación que hasta ahora es criticada por los usuarios. En las horas pico no hay el distanciamiento que se dispone para bajar los riesgos de contagio de la COVID-19; y en este sistema cada día se movilizan más de 400.000 usuarios en la urbe, como lo señala César Cárdenas, coordinador del Observatorio Ciudadano de Servicios Públicos.

Por la avenida Ernesto Albán nunca han circulado los alimentadores, pese a que la estación de la Metrovía queda lejos, hay más de 20 cuadras desde Dignidad Popular hasta la 25 de Julio.

Glenda Mite

ciudadana

Lo que más inquieta es que cada vez hay más personas que regresan al trabajo presencial y no hay suficiente transporte público, dice Nicolás Jiménez, presidente de la Federación de Barrios Organizados de Guayaquil.

Actualmente, no operan alrededor de 90 unidades. Esto, principalmente por la falta de recursos de los Consorcios Privados, operadores de transporte, la baja de demanda y el aforo reducido por la pandemia.

La disminución de la demanda obligó a reajustar el número de buses que transita cada día, explican la ATM y la Agencia de la Metrovía. Lo que implica que por la crisis económica no circulan todas las unidades que tiene el sistema.

Aunque Alfredo Carrasco, presidente de la Asamblea de Usuarios de los Servicios Públicos, cree que una de las razones por las que no hay suficientes alimentadores es porque estos han reemplazado a los articulados que se han dañado.

La verdad es que no compraron más articulados y cuando estos se dañaron fueron los alimentadores los que las reemplazaron. Basta de las soluciones parches, apliquen una integral.

Alfredo Carrasco

presidente de la Asamblea de Usuarios

Sin embargo, en agosto de 2020, EXPRESO publicó que el consorcio tenía una deuda de más de $ 4 millones por los ingresos reducidos, desde la pandemia. Por esto la semana pasada, el Concejo Municipal aprobó una ordenanza para inyectar recursos económicos a la Metrovía, por un monto máximo de $ 1’688.805,79. Lo que permitirá también la circulación de 30 articulados más al habilitarse la cuarta troncal que va desde el suburbio hasta el centro de la ciudad.

¿Pero se repetirá el problema de la falta de alimentadores? La ATM planea que unidades independientes den ese servicio. Para los ciudadanos no se trata solo de que existan suficientes unidades para movilizarse, sino también solucionar el caos que provocan las tricimotos en muchos sectores.

AcciónEn el pasado julio se reactivó la ruta alimentadora Playita y en agosto, Pascuales; y se habilitaron dos nuevas paradas de la Troncal 3, en la vía a Daule.

“Tierra de nadie, eso es lo que parecen los sectores donde faltan los alimentadores y el servicio es reemplazado por las tricimotos que no respetan las normas de tránsito. Algunas son manejadas por menores de edad y hay unas cuantas que se prestan para la venta de drogas”, comenta la ciudadana María Acosta desde el Pedregal, en el Guasmo. Un sitio altamente comercial y donde las tricimotos se pasan la luz roja con giros que ponen en riesgo no solo a los peatones, sino a otros conductores. “¡Mire cómo se cruzan!, y si uno los choca caen en grupo y hasta golpean al chofer del carro, cuando son ellos que no respetan las leyes de tránsito”, señala el taxista Teófilo Hernández.

Líderes comunitarios como Jiménez plantean a la ATM dar un taller de concienciación a quienes manejan tricimotos, para que respeten las normas de tránsito. Al final, según un estudio de 2016, las tricimotos movilizan a más de 200.000 pasajeros en la urbe.