Guayacos

El asesor empresarial que apostó por las empanadas de trigo 'made in home'

Guayacos: Carlos Xavier Torres inició su negocio 'Inpanadas' en medio del ocio de la cuarentena de 2020. Ahora, un año después, su producto está en más de 50 puntos de ventas a nivel nacional

impanadas
Carlos Xavier junto a su hijo Sebastián y su esposa Yuli, presentan su producto.Cortesía

Guayacos es una sección en la que contamos historias de los habitantes de Guayaquil, vidas que alimentan y hacen más rica esta ciudad. Relatos que ayudan a conocer mejor la madera de la que están hechos.

Ricardo Jurado

'Pagar es fácil', la plataforma que le abre fronteras a los emprendedores de Ecuador

Leer más

Durante una cena familiar, en medio de la cuarentena por la pandemia de la covid-19, en abril de 2020, Carlos Xavier Torres, junto a su esposa Yuli y su hijo Sebastián, hicieron una lluvia de ideas de con qué negocio emprender, qué logo y por cuál nombre apostar, para aprovechar el tiempo en casa. Después de una extensa conversación sobre la mesa, juntos optaron por elaborar uno de sus bocados favoritos: las empanadas.

“Eran un producto que consumíamos en casa y que nos gustaba bastante. Mi hijo, quien tiene 9 años de edad, muy entusiasmado, empezó a hacer los bosquejos de lo que él creía que podía ser el logo. Y lo que dibujó, terminó siendo la base del logotipo final”, detalla este guayaquileño, de 34 años.

Después de analizar varias propuestas de cómo se podría llamar el emprendimiento, también Sebastián, eligió el nombre 'Inpanadas'. Ese título, que a simple vista pareciera que se salta la ortografía correcta de la tradicional palabra 'empanadas', intenta decirle a los clientes que es el mismo snack, pero con un toque especial y diferente. “Y como dijo mi hijo, son las empanadas que estarían 'in'”, sonríe el emprendedor.

Gucho, como le llaman sus amigos a Carlos Xavier, ya tenía experiencia en iniciar negocios, pero ninguna le había entusiasmado tanto como esta, la que ahora comparte con su más grande tesoro: su familia.

Es así, que una vez ingeniado el plan, la familia dio el segundo paso. Hicieron el levantamiento de información: buscaron recetas, probaron más de 15 masas, hicieron los rellenos y sacaron a relucir uno que otro secreto de cocina. Luego vinieron los estudios de mercado, para ver qué tan fructífero sería ofrecer y vender su producto artesanal.

wantanes siu hermanas

Wantán, la inspiración de dos hermanas para lanzar su negocio en Guayaquil

Leer más

“Como no somos chefs, contratamos a amigos que sí lo son, como nuestros consultores. Ellos nos dieron recetas básicas que luego adaptamos a nuestro gusto particular: a modo familiar”, cuenta.

Planificar la vía para hacer atractivo el negocio y llegar a los clientes, no fue tan complicado para Gucho, quien sabe de múltiples estrategias de ventas. Él es ingeniero comercial, con un masterado en marketing de empresas de profesión; y trabaja dando asesorías a varias compañías.

Y cuando ya tenían todas las herramientas para la acción, lanzaron la promoción de su producto. Pero entonces, algo inesperado ocurrió. “El primer pedido que tuvimos, después de promocionar con amigos y familiares nuestro emprendimiento, fue de 550 empanadas”, cuenta sonriente, con una mirada de sorpresa, como si nunca se lo terminó de creer.

Entonces llegó la carrera final y la familia se puso a prueba en la cocina de su casa en la vía a Samborondón. Gucho, con la asistencia de Yuli y de Sebastián, estuvo una semana amasando el molde de las 'Inpanadas'; y hasta tuvo dolor de dedos y manos.

A raíz de ese primer pedido, no pararon. Continuaron promocionándose, buscando clientes más grandes y creando sus empanadas de trigo con diferentes rellenos de sal y dulce: queso, jamón, carne, hawaiana, veggie, chorizo, nutella, reese's, dulce de leche y apple pie. Este producto, asegura su dueño, no tiene conservantes, ni preservantes ni adictivos y se vende congelado, para hornear o freír.

empanadas 2
Las empanadas tienen rellenos de sal y de dulce con recetas únicas.Cortesía

Desde entonces, los clientes aumentaron y el trabajo también. Al punto que, pese a iniciar su día a las 05:00, Xavier, quien entrega el 90 % de su tiempo a su emprendimiento, necesitó más asistencia que la de su familia y contrató a dos ayudantes más, para abastecer a la demanda.

“Mi esposa es odontóloga, entonces ella debe atender a sus clientes. Por eso quien está a cargo y mayormente involucrado con el negocio soy yo. Pero, después de la clínica, Yuli me ayuda, ella tampoco 'descansa'”, explica,

Pandino

Ernesto Hidalgo, el guayaquileño que conquista Madrid con panes de yuca

Leer más

El lunes pasado, con la entrega de 5.500 empanas, Xavier inició contrato con la Corporación El Rosado (cadenas de supermercados), hasta ahora, su último cliente.

A más de este conjunto de tiendas, la marca Inpanadas recorre más de 50 puntos de ventas, en locales como La España, La Carnicería, Hipermarket, Delportal, Piazza Ceibos, Piazza Villa Club, entre otros.

Por ahora la venta de las empanadas es solo a domicilio y entre los planes a mediano plazo de Carlos Xavier, es abrir su propio local a finales de este año. También trabaja para que en el 2022 pueda aumentar las franquicias de su producto; y en dos años llevar su marca 'Inpanadas' al exterior.

“Ya había emprendido antes, y sé que se siente miedo, pero también sé que el miedo es la señal que nos dice que por ahí debemos de ir, que debemos lanzarnos a abrir nuestro negocio. Mientras más rápido enfrentemos el miedo, más rápido lo superamos. Mientras más rápido nos lancemos, más rápido nos equivocamos y más rápido se corrige el error”, comparte feliz, una de las claves de su exitoso emprendimiento.

Si sabes de un personaje de tu barrio o círculo que todo el mundo debería conocer, escribe a lopezk@granasa.com.ec