Guayaquil

Guayaquil: El irrespeto y abandono de la ciclovía dejan grave a un niño

Sigue en UCI el menor que fue arrollado tras salir de la bicirruta debido a que un auto estaba aparcado.  lLa señalética se pierde en la Isidro Ayora

HECHO
Siniestro. Un infante fue atropellado el 5 de junio en la avenida Isidro Ayora, en la ciudadela Samanes, a la altura de la manzana 928. El niño circulaba con su padre.Amelia Andrade / Expreso

El abandono de la infraestructura ciclística de la avenida Isidro Ayora y el irrespeto de conductores que invaden este espacio, haciendo hasta doble columna, dejan otra víctima en Guayaquil. Se trata de Mateo, un menor de nueve años que fue atropellado por un automóvil mientras circulaba junto con su padre en sentido norte-sur, porque tuvo que salir de la ruta debido a que un carro estaba estacionado allí.

Esta problemática, como lo contó EXPRESO en un reportaje anterior, se evidencia en diferentes zonas donde hay ciclovías, así como en aquellas que están naciendo en la urbe. Y es por este hecho, ocurrido el pasado fin de semana, que, a juicio de biciusuarios y grupos ciclísticos, el Puerto Principal está lejos de alcanzar una ciclorruta integral. Sin defectos. Sin miedo a pedalear.

El estado de salud de Mateo no es alentador. Debido al impacto, respira a través de un respirador mecánico y continúa en coma inducido. Se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital infantil Roberto Gilbert, en el norte de la urbe.

Los familiares del pequeño indicaron que puede quedar con graves secuelas como, por ejemplo, la pérdida de movilidad en ciertas partes del cuerpo o incluso en su totalidad. También confirmaron que entablarán acciones legales contra el conductor que lo impactó, pues conocen que fue puesto en libertad.

Ciclistas organizaron un plantón para pedir justicia por la muerte de Santiago Jaramillo.

Caso Santiago Jaramillo: se postergó la audiencia de preparatoria de juicio

Leer más

De acuerdo con el parte de la Agencia de Tránsito Municipal (ATM), el vehículo que chocó al menor es de color blanco y de placa GCB-5252. El automovilista Dugley H. C. fue retenido y conducido a la Fiscalía, y en su declaración dio a conocer que el carro que el ciclista rebasó es de placa PBT-2219.

¿Qué pasó con el conductor del vehículo que estaba bloqueando la zona de la ciclovía? Está prófugo, confirmó la ATM.

isidro ayora
Irrespeto. Esta escena es común en cualquier hora en esta avenida y otras arterias de la urbe: autos invaden el espacio de los biciusuarios, empujándolos a tener que salirse de la ruta.Amelia Andrade / Expreso

Este Diario realizó un recorrido por distintos tramos de la transitada arteria y comprobó que la zona destinada para la bicicleta pasa desapercibida. Se pierde. No hay señalética, como bolardos o tachas, y apenas se visualizan las líneas continuas que separan a la bicirruta de los tres carriles de circulación.

Lucía Arteaga, ciclista guayaquileña, lamenta que haya ocurrido este suceso y subraya que es la consecuencia de los obstáculos con los que se chocan a diario los biciusuarios. Ella no es la excepción.

ciclista

Ciclista falleció al impactarse contra una motocicleta en el sur de Guayaquil

Leer más

Cada tarde cuando sale de su vivienda, en Mucho Lote, hasta llegar a un gimnasio de Samanes, asevera que cerca de donde ocurrió el siniestro se ha salvado de ser embestida, ya sea por carros o motos que circulan a exceso de velocidad y que invaden la zona de las bicis. “El irrespeto es constante. Manejo desde hace cinco años y no veo la señalética y no hay una cultura, peor controles”, agrega.

No solo carros invaden el carril, las motos también lo hacen y nos obligan a circular entre los autos. Esto es a diario en la Isidro Ayora, donde falta control y una señalética real.

Lucía Arteaga, biciusuaria

Moradores aledaños, como Karla Méndez, concuerdan con Arteaga y hacen hincapié en que este espacio es utilizado para aparcar automotores, por lo que cuestiona el control que ejecuta la ATM.

“Es una avenida rápida donde debe haber seguridad, pero ni siquiera se ve dónde está la ciclorruta. Es lamentable seguir escuchando estos casos”.

Kevin Miño, coordinador del colectivo Masa Crítica Guayaquil y quien ha seguido de cerca el proceso de construcción de ciclovías en la ciudad, asevera que la que recorre la Isidro Ayora carece de mantenimiento y no fue concebida con segregación.

La implementación de la ciclovía va de la mano con la planificación y el control. Debería haber un programa de socialización y control, de al menos tres meses, y que sean continuos y rigurosos.

Kevin Miño, coordinador de Masa Crítica Guayaquil

“Fue implementada con deficiencia. No había bolardos que la separen de los carriles ni tachas. Es común ver que se parquean en doble columna”, sostiene Miño, quien sugiere a la autoridad que ejecute programas de socialización, además de que ponga en marcha controles eficientes para ya no ver más ciclistas caídos en la ciudad.