Los jóvenes se encienden en la Garzota al ritmo de la música

  Guayaquil

Los jóvenes se encienden en la Garzota al ritmo de la música

Los bares y las discotecas dan ambiente a las noches. Una veintena de locales reciben a los clientes. La comida complementa el atractivo de la zona. 

FARRA1
Bares. Con música a medio volumen para cantar entre amigos que disfrutan de una bebida con brindis, así disfrutan en los bares, restobares y karaokes del sector. 2.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Algarabía, risas, música a todo volumen y un ambiente juvenil que se replica en varias cuadras de La Garzota, donde decenas de personas llegan, especialmente los fines de semana, para disfrutar las noches guayaquileñas.

Un equipo de EXPRESO recorrió el sitio y comprobó la alegría que se siente entre los visitantes. En la segunda etapa de este tradicional barrio norteño, a lo largo de la avenida Agustín Freire y, a pocos metros del centro comercial ícono del vecindario, alrededor de veinte bares, restobares y discotecas pintan de color la zona, donde la música retumba y los peatones pasean sin miedo.

baile

Vuelven la música y el baile a las discotecas porteñas

Leer más

En la zona rosa del norte, como más de uno llama a este corredor, los visitantes, que en su mayoría son jóvenes, llevan su mejor atuendo para pasar un buen rato. “Este es mi lugar favorito para salir con mis amigos, acá se encuentra de todo: música, a tus amigos de la U y a gente nueva y súper chévere. Ya sabes, uno debe vestirse bien si se sale de farra”, bromeó Jossue Morante, quien el pasado jueves había decidido usar un sombrero azul “para sobresalir del resto”.

Visitamos esta zona cada vez que podemos con nuestros amigos. Se ha vuelto el lugar perfecto para celebrar los cumpleaños. Hay lugares chéveres y divertidos, se siente un ambiente juvenil.

Maleny Herrera
​visitante de un bar 

El objetivo es pasarla bien y disfrutar toda la noche, señaló Paola Araujo, administradora del restobar Milano, quien veía de lejos como Jossue se divertía. Según aseguró, desde hace dos meses la zona empezó a reactivarse en su totalidad. “Ahora ves gente adentro bailando y afuera, ves familias disfrutando. El ambiente es sano, todos lo cuidamos y procuramos que así sea”, dijo Araujo. Ella calculó que, por lo menos, el 70 % de los clientes son menores de 30 años.

Otro grupo de amigos de más de diez personas se divirtió en la discoteca Living Club. El más divertido fue Fabrizzio Meza, quien cantó y bailó con dos amigas. “Estas bellezas no las encuentras en cualquier lado”, dijo entre risas, al tiempo que bebía un sorbo de su copa y se realizaban una selfie. A esa hora, cerca de las 23:30, el ambiente se encendió al ritmo de la música electrónica y la espuma carnavalera que lanzaban por todos lados. Junto a él estaba Iris Mendoza, quien cumplía 23 años. “Lo mejor es que luego de la farra viene la comida, aquí afuera están los típicos ‘carretazos’”, comentó la joven, refiriéndose a la comida rápida que disfrutarían al finalizar la celebración.

Calle Panamá

La calle Panamá, el 'after office' de Guayaquil al aire libre

Leer más

Los bares y karaokes cuentan con resguardo de seguridad privada. Más de veinte personas chequeaban a cada uno de los visitantes que ingresaban al lugar. Escenas y acciones como estas, son precisamente las que le dan tranquilidad a Rossanna Molestina, quien llegaba con un grupo de excompañeros del colegio. “Siempre veo patrulleros dando vueltas, hasta el momento no he escuchado nada sobre robos o sicariatos, creo que es uno de los pocos lugares que se salva de aquello. Aquí estoy tranquila”, contó Molestina. Ella visita el lugar por lo menos una vez al mes.

Kevin Moreno, de 33 años, relató que antes de la pandemia ese bar era su lugar de encuentro con los amigos del trabajo. “El ambiente sigue igual de bueno y los precios están bastante cómodos. El problema soy yo que ya no aguanto toda la noche como antes”, bromeó.

FARRA3
Discotecas. El sonido ensordecedor, el baile y el buen ambiente priman en los cerca de diez centros nocturnos que se repletan de jóvenes, los fines de semana.JUAN FAUSTOS SANDOVAL
el colonial

El Colonial resurge con su sello guayaco

Leer más

Cerca del lugar está la plaza gastronómica del centro comercial. Allí, el ambiente es un poco más familiar y cuenta con música en vivo y comida de todo tipo. “Venir aquí es salirse de la rutina, desconectarse del día a día y disfrutar una noche diferente”, reconoció César Ley, quien considera que es una ‘escapada necesaria’ para compartir un tiempo con su novia. “Venimos varias veces en el mes porque realmente nos gusta y se ha convertido en uno de nuestros sitios favoritos para cenar”, relató el joven, acompañado de su pareja y con quien disfrutaba de una pizza y un vino, mientras los músicos entonaban un éxito del momento.

FARRA 2
La buena música se escucha en las discotecas y baresJUAN FAUSTOS SANDOVAL