La Libertad quiere ser una ciudad verde y con sombra

  Guayaquil

La Libertad quiere ser una ciudad verde y con sombra

Un plan que incluye la siembra de 20.000 especies, con luz verde

PLANTAR
Propósito. Los 5.000 árboles fueron apadrinados por 5.000 niños.Joffre Lino

Finalmente, luego de decenas de reclamos, el cantón La Libertad, en Santa Elena, apunta a tener sombra. En varias ocasiones, como ha publicado EXPRESO, la ciudadanía se ha quejado de que prevalezca el cemento y que sean escasas las zonas con árboles.

Aceras de Quito

Las calles de Guayaquil y Quito, intransitables y egoístas con el adulto mayor

Leer más

En vista de ello, esta semana el Cabildo anunció que han dado luz verde a un plan con el que prevén convertirse en la primera ciudad de la provincia de Santa Elena que busca su inclusión en la red de urbes amigables con la naturaleza de Sudamérica. El programa, denominado ‘Pacto con el ambiente’, lo impulsa el Banco de Desarrollo de América Latina y apunta a que se siembren 20.000 árboles de diferentes variedades, como: nin, chíparo y ficus.

Los primeros cinco mil árboles ya han sido sembrados en ciudadelas como Puerto Nuevo, Girasoles, 14 de Julio, Lirios de los Valles, entre otras; y cada planta es apadrinada por un niño que se encarga de su cuidado para asegurar el crecimiento.

El presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo para América Latina CAF, Sergio Díaz Granados, visitó el país para reunirse con 25 alcaldes que trabajan en el proceso para convertir a las ciudades que representan en biodiversas. El cónclave se cumplió el pasado jueves en Montecristi (Manabí)

plantación
La siembra de 20.000 árboles empezó en La LibertadJoffre Lino
Bosques Guayaquil

Los bosques protectores de Guayaquil, bajo cuidado ante los pedidos ciudadanos

Leer más

El colombiano Díaz Granados indicó que el primer acuerdo de alcaldes se firmó en diciembre del 2021 en Barranquilla (Colombia), que incluyó a ciudades de su país. Ahora se analiza a un grupo de ciudades ecuatorianas.

Para Carmen Infante, quien habita en La Libertad, ya era hora de que las autoridades tomen en cuenta al ecosistema. “Veo que en las grandes ciudades, como Guayaquil y Quito, la gente pide sombra, pulmones naturales, reclama y se hace escuchar, o al menos trata. ¿Por qué aquí no? Todas necesitamos de esos pulmones. En buenahora que se está respondiendo a esta necesidad”, indicó.