Mala nota en la lectura tras dos años de vacíos escolares

  Guayaquil

Mala nota en la lectura tras dos años de vacíos escolares

Un estudio señala que 6 de cada 10 niños no saben leer.  Expertos sugieren acciones para un apego hacia esta área.  Los planteles adoptan medidas

falencia lectura
Los expertos en educación sugieren la creación de clubes y grupos en el aula para que los niños interactúen mientras leen.Alex Lima / EXPRESO

Melissa tiene 9 años y aún deletrea las palabras. Se le complica leer muchas de ellas y tampoco las entiende. Esta ha sido una de sus mayores falencias desde que entró a la escuela; sin embargo, se acentuó durante los dos últimos años, donde el retraso en el aprendizaje ahondó este problema que afrontan 6 de cada 10 niños del país.

inseguridad colegios

La delincuencia entorpece la educación de los niños

Leer más

Así lo revelan los resultados del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), entregados la semana pasada, luego de evaluar a 25.000 estudiantes de cuarto y séptimo de básica en las áreas de lectura y matemáticas y en ciencias naturales a los de séptimo.

Estas cifras corroboran con las ya conocidas el año pasado que fueron publicadas por EXPRESO, tras un diagnóstico elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Este indicaba que nueve de cada diez menores de entre 10 y 12 años no cumplen el estándar mínimo de lectoescritura establecido para un niño de 7 años, correspondiente al tercero de educación básica.

Expertos consultados por este Diario aseguran que esta área del aprendizaje es una de las más bajas no solo dentro del país, sino a escala regional.

Por ello, consideran que será necesario invertir en capacitación a los docentes para “que los profesores lean”, así como analizar la malla curricular, para determinar cuántas son las horas dedicadas a la lectura y qué tipo de textos se consideran para los alumnos.

Falencia lectura
Los maestros deben ser el apoyo principal en este proceso, pero los padres también deben colaborar.Alex Lima / EXPRESO

Carlos Solórzano, analista educativo, cree que los clubes de lectura son un mecanismo fabuloso. “Ahora que los alumnos están en clases presenciales, en las aulas se deberían formar grupos de alumnos con esta finalidad, donde ellos compartan puntos de vista y analicen lo que están leyendo. El maestro debe actuar como moderador y guía en este proceso”, menciona.

Estamos abordando este problema a través de talleres, con refuerzos y acompañamiento del padre. Los estudiantes nuevos son lo que presentan mayor inconveniente.

Xavier Zapata, administrador del plantel Nuestra Señora del Carmen

Cynthia Mateus, psicóloga educativa, cree que la jornada lectora debe cruzar las aulas de los planteles. “En los hogares también es necesario que los padres lean a los niños, para crear el gusto por la lectura. El amor por la lectura se contagia a los niños”, afirma.

Me preocupa que mi hijo (9 años) no sepa leer bien. Sus primos que están en una escuela particular y que tienen la misma edad no tienen problemas con eso.

Marcela Jiménez, madre de familia

Óscar Guerrero, experto en neuroeducación, lamenta que en lectura existe una ‘pobreza del aprendizaje’ que está frenando la educación de los niños. “No solo que hay menores que no saben leer a una edad donde deberían saber, sino que además no entienden lo que leen y esa falencia se traslada a otras áreas como las matemáticas, sociales y en cualquier otra asignatura”, lamenta, al explicar que comprensión lectora es fundamental en la edad temprana, así como las habilidades de pensamiento crítico.

Con él coincide Samuel Riofrío, experto y consultor educativo, a quien le preocupa que la competencia lectora sea una de las dificultades que tengan los estudiantes, ya que merma la capacidad de comprender, utilizar, reflexionar e interactuar con textos escritos. “Si no sabe leer, no aprenderá a escribir y mucho menos podrá entender otras asignaturas”, añade.

PanoramaLas evaluaciones señalan que solo el 36 % de los estudiantes de 10 años tiene una buena comprensión lectora, es decir, que entienden lo que leen.

En los planteles educativos se están adoptando estrategias con la finalidad de contrarrestar este problema. Se está dando más espacio a la lectura. “Ahora la aplicamos en todas las asignaturas. Además, realizamos actividades grupales para que los chicos puedan intercambiar opiniones”, indica Marcelo Rodríguez, profesor de Lenguaje de la escuela fiscal donde se educa Melissa.

Andrés Chilán, ajedrez

Brillantes en el deporte y también en el aula de clases

Leer más

Su madre, Rosa Ponce, reconoce que su hija tiene problemas en esta área desde hace más de dos años, pero está convencida de que con su ayuda y la de sus maestros podrá solucionarlos.