El mono capuchino, enredado con cabos y redes de pesca, en el Día de los Océanos

  Guayaquil

El mono capuchino, enredado con cabos y redes de pesca, en el Día de los Océanos

La acción fue bautizada como #NiUnCaboSueltoMás. Busca crear conciencia sobre el daño que generan los cabos mal desechados

mono redes pesca
El mono capuchino amaneció este 8 de junio enredado con cabos y redes de pescaJUAN PONCE

Enredado con cabos y redes de pesca, ya sea en su rostro, patas o manos, fue como amaneció este miércoles 8 de junio el monumento del Mono Capuchino, ubicado en la entrada del túnel del cerro Del Carmen, en el centro de Guayaquil.

musica

Los conservatorios retoman su ritmo en los salones de clases

Leer más

En la parte inferior de la escultura se colocó una pancarta que reza: '#NiUnCaboSueltoMás'. De acuerdo a un comunicado, la acción corresponde a un grupo de estudiantes de la Universidad Casa Grande, al proyecto Colectivo Cabos y a Mingas por el Mar, quienes en el marco del Día Mundial de los Océanos realizaron esta actuación para concientizar sobre el daño que generan los cabos de pesca mal desechados en la flora y fauna marítima ecuatoriana.

“Hasta un millón de toneladas de artes de pesca se pierden cada año en los mares del mundo. Solo de lo recolectado en las limpiezas a orilla de playas ecuatorianas en 2021, los cabos de pesca representan el 27 % de desechos”, explica Cecilia Torres, cofundadora y directora ejecutiva de la Fundación Mingas por el Mar.

Al término de la acción, el Colectivo Cabos prometió retirar completamente el material colocado en el Mono Capuchino para visibilizar aquello que sucede en los océanos sin que "nuestros ojos lo vean".