El ‘Mono’, la sensación que lleva a adictos a causar hasta incendios

  Guayaquil

El ‘Mono’, la sensación que lleva a adictos a causar hasta incendios

Consumidores en recuperación atribuyen a una ‘quemazón’ corporal, provocada por la H, la que los desespera y los induce a salir como sea del encierro

rehabilitacion drogas
Motivo. Quienes han pasado por un consumo de la    H creen que esa desesperación a la que llaman ‘Mono’ los puede llevar a hacer lo que sea para salir del encierro, sin darse cuenta que eso puede generar tragedias.MIGUEL CANALES (ag-expreso)

“Yo tengo una adicción que es la H, la consumía desde mis 10 años por el ‘Mono’ (...) el problema de las muertes en las clínicas es porque se quieren escapar para seguir consumiendo o piensan que lo quieren matar (...)”, eso provoca ese calor intenso que uno siente y quema por dentro, que solo se lo aplaca consumiendo otra vez la droga y que todos la conocemos como el ‘Mono’. Así resume ‘Walter’, un joven de 22 años y en recuperación, lo que considera una de las mayores causas por las que se originan los incendios en centros de rehabilitación para adicciones y consumo de drogas.

Con él concuerdan los demás integrantes de un grupo que oscilan entre los 18 y 50 años, que reciben tratamiento en una casa de dos pisos del suburbio de Guayaquil, cuyo dueño también pasó por similares experiencias e intenta ayudarlos a recuperar sus vidas. Aunque reconoce que actualmente no cuenta con el respectivo permiso para esa actividad, pide al Estado prestar    atención a este problema social porque -asegura- que a su puerta llegan muchos chicos en malas condiciones de salud que le piden “auxilio”.

centro de rehabilitacion1

En la ciudad prima el encierro, en otros países hay libertad

Leer más

La mayoría comparte sus experiencias a EXPRESO, en un intento por explicar lo que sufren quienes consumen H (mezcla de una pequeña dosis de heroína con otras sustancias nocivas que pueden incluir hasta veneno para ratas) y que ha llevado    a muchos a querer huir del encierro de cualquier manera, para seguir consumiendo.

en recuperacion
Encierro. Jóvenes en recuperación aseguran que el encierro con terapias sí los ayuda a evitar las drogas en las calles.JUAN FAUSTOS

El pasado martes 1 de marzo, siete personas fallecieron tras un incendio registrado en una clínica de rehabilitación clandestina, ubicada en el suburbio de la ciudad. Las investigaciones preliminares apuntaron a que uno de los internos habría prendido fuego a unos colchones en un intento por salir del sitio.

mujer detenida vale

En delitos, la droga arrincona a las mujeres

Leer más

La Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess) describió el escenario como el de una película de terror: paredes negras producto del hollín causado por el fuego, pisos mojados y llaves abiertas que aún dejaban correr el agua; colchones quemados, puertas dañadas y violentadas como una muestra de la desesperación de los internos que buscaban escapar de un fatal incendio (...)”. Entre otras irregularidades, también hallaron una pequeña habitación de un metro cuadrado con una puerta de acero, “en donde se habrían cometido castigos contra los pacientes como el encierro por tiempo indefinido”, señaló la entidad tras la inspección del sitio del incendio, cuyo caso está bajo investigación fiscal.

Aunque no se determina con certeza las causas que provocaron el hecho, ‘Walter’, ‘Julio’, ‘Eduardo’ y otros concuerdan que la H es tan adictiva, que quien la consume se le hace difícil escapar de ella y por eso se desesperan en salir del encierro. “Es por culpa del ‘Mono’ esa desesperación”, insiste Julio.

En una anterior entrevista, la psiquiatra Julieta Sagñay, experta en tratamientos de adicciones y consumo de drogas, sostuvo que la conducta del adicto y el comportamiento de las drogas ha cambiado, especialmente en Guayaquil, por la mezcla de medicamentos y varias sustancias preparadas en casa, que los lleva a presentar hasta crisis compulsivas, agresividad extrema, paranoia. Un policonsumo que está deteriorando neurológicamente a los niños.

Luis García, del Centro de recuperación Devolviendo vidas nuevas y quien ha visto de cerca las consecuencias de ese consumo de la hache, detalla que a los chicos “les salen granos, tienen el hígado dañado, les duelen los huesos, andan siempre con el estómago flojo”. Asegura que muchos de los que están en tratamiento ambulatorio recaen, porque vuelven a consumir la sustancia para evitar ese excesivo calor interno que los hace sufrir.

en recuperacion 2
Los pacientes se encargan de hacer las tareas en los sitios donde reciben tratamiento.JUAN FAUSTOS

“Cuando uno llega aquí (Devolviendo vidas), uno llega con la negación de que se quiere ir, con el tiempo comprende que esto es para el bien, al menos para mi sí. El domingo (27 de febrero) se fueron dos personas y yo corrí detrás de ellos, yo me podía ir, pero no quiero volverme a drogar, quiero cambiar, cumplir el tratamiento. No me sirvieron 4 meses (de encierro), recaí. El mismo día volví a consumir drogas”, cuenta Walter, quien aspira seguir los estudios y terminar el bachillerato.

Persona drogadicta 1

La priorización del tratamiento por drogas se reduce a cinco circuitos

Leer más

Igual Eduardo, quien comenzó el consumo a los 15 años, al ver a sus primos y tíos en ese mundo de las drogas. Hoy, a sus 30, también busca cambios por su hijo. Sin embargo, otra situación lo deprime. Es soldador y técnico en aire acondicionado cuando ha salido a pedir trabajo le cierran las puertas porque tiene una detención por robo. “Aquí nosotros ponemos voluntad, luego el tratamiento y confiamos en Dios. Queremos oportunidades laborales para salir adelante y no discriminación. Es lo que pedimos para poder salir de esta droga y no sigan cayendo más niños”.

No nos estamos enfrentado solo a una sustancia, sino al policonsumo, la combinación de varias sustancias. Hay niños deteriorados neurológicamente, familias sin esperanzas...


Julieta Sagñay
psiquiatra

Yo conocí y viví en carne propia lo que viven los adictos, pero hoy está peor... la droga que hoy consumen es más fuerte, la H. Se ciegan, quieren salir corriendo para consumir...

Luis García
Centro de recuperación Devolviendo vidas nuevas