Montañita, hastiada de la contaminación

  Guayaquil

Montañita, hastiada de la contaminación

El colapso de las lagunas de oxidación de Montañita infesta el estero que cruza a la población. Hasta en la arena se percibe el daño.  Los animales han huido

Montañita
El estero. Emana malos olores todo el tiempo, pero estos se intensifican el fin de semana que van los turistas.Joffre Lino

Lo que podría ser un atractivo en el balneario, se ha convertido en uno de sus mayores problemas. En Montañita (Santa Elena), el estero que atraviesa la población está cada más verde y maloliente, a causa de las lagunas de oxidación que en el territorio existen y que, al colapsar, desplazan sus aguas al arroyo; que sí, se conectan también con el mar.

La contaminación en el estero ‘Chicharrón’, como se denomina al lugar, no es nueva. Las quejas han salido a la luz desde hace 15 años, como lo ha publicado EXPRESO; sin embargo, en los últimos dos meses la situación se ha vuelto insostenible.

Queja.Los habitantes critican que siendo tan visitada Montañita, exista tanta tardanza por parte de las autoridades para hallar una solución al problema.

Administraciones anteriores de la Prefectura de Santa Elena y el Gobierno nacional invirtieron en el sistema del alcantarillado sanitario, se extendieron redes, se construyeron lagunas de oxidación, pero el inconveniente sigue.

“Es como si nunca hubiesen hecho algo los funcionarios. Capaz y fue así y nos mintieron. Parte del problema surge porque se supone que las aguas de las lagunas de oxidación deberían estar limpias, pero no es así. De hecho, no deberían ni colapsar, pero pasa tal como se ha reportado en Guayaquil y en Playas. Aquí todo apesta de una manera tal que te mareas. Venir a Montañita es oler, comer y dormir junto a un retrete descompuesto”, se quejó la guayaquileña Romina Zambrano, quien tiene una casa en Olón, la localidad aledaña a Montañita.

Los estudios realizados en la planta estuvieron mal diseñados, no se pensó en el crecimiento que tendría el balneario, lo que se hizo fue la construcción para una población pequeña.

Patricio Rosero,
arquitecto
Ballenita Santa Elena

El barrio que rechaza vivir el episodio gris de Manglaralto

Leer más

“Los estudios realizados estuvieron mal diseñados, no se pensó en el crecimiento del balneario. En Montañita vivimos 5.000 personas y la población flotante en feriados supera los 40.000 turistas, por eso todo se satura”, reconoció el arquitecto Patricio Rosero, coordinador del área de planificación de la comuna.

EXPRESO consultó a residentes y visitantes sobre esta situación y todos coinciden en estar hartos. “Se debe trabajar en un plan de remediación urgente. Es horrible nadar entre agua negra, es denigrante. Basta de atentar contra el mar, qué les pasa”, reclamaron las turistas Lucía Alvear y Andrea Molestina.

Se debe trabajar en un plan efectivo para cuidar al medio ambiente, este brazo de mar se lo debe rescatar para que sea algo bonito. Basta de atentar contra el mar y las familias.

Lucía Alvear,
turista
Montañita
El estero desemboca al mar y lo contamina.Joffre Lino

“Cuando las aguas evacuan al mar, nosotros ya no queremos ingresar a efectuar los rescates porque todo huele insoportable. El sábado pasado se produjo un desborde y justo unas personas se estaban ahogando, a mí me tocó entrar para salvarlos, vomité al instante”, señaló el salvavidas Reynaldo Borbor.

Edwin Yagual es el secretario del Montañita Surf Club y se mostró preocupado por lo que ocurre en la comunidad, más aún cuando en noviembre el sitio será sede de un evento internacional. Yagual comentó que la situación es grave porque en la arena, en el tramo más cercano al estero, ahora se hallan sedimentos verdosos cuando se excava a poca profundidad. “La vida animal que antes tenía el arroyo también ha desaparecido”, se quejó.

Frente a esta situación, Otto Vera, alcalde de Santa Elena, aseguró que para el próximo mes entrará en funcionamiento una planta de tratamiento de aguas residuales, que será la solución definitiva; y las lagunas actuales, que no han tenido buenos resultados, pasarán a ser reservorios de las aguas procesadas. “Estamos conscientes de la problemática y hemos buscado la mejor solución. Les puedo asegurar que pronto terminaremos con esta situación que los ha afectado por más de una década. La obra está lista en un 95 %”, reconoció.

Salinas. Un tren circula por el balneario repartiendo música y espuma de carnaval a todo el que se acerca a su paso.

El carnaval en la playa es mucho mas que sol y mar

Leer más

Pero los pobladores están escépticos con lo aseverado por Vera. Que nunca cumple, que las obras quedan a medio terminar, que no responde a las molestias, alegan al solicitar a Ambiente, que ahora lo ha sancionado, a monitorear a fondo la gestión de la Alcaldía.

“En el cantón, todas las obras demoran meses y meses en construirse, o las hacen a medio terminar o simplemente mal. Que digan que en un mes todo estará ya solucionado, no lo creo. Pasarán meses, quizá años; y mientras tanto, las heces nadarán junto a nosotros”, precisó Juan Sánchez, residente de Salinas.

El habitante Carlos Valdivieso, quien asegura haber conversado con los técnicos particulares que han tenido acceso a la obra, piensa igual. “Ellos nos han dicho que falta instalar aún las tuberías de impulsión, al igual que las cámaras que recogerán las aguas servidas. Esto tomará más tiempo, me molesta que nos puedan estar mintiendo... Es nuestra salud la que está en juego. Ojalá el alcalde tenga la razón y tenga realmente el trabajo listo”, pensó.

Esperamos que el Municipio venga y nos explique cómo va a funcionar la obra, que nos diga qué garantías tenemos para que el escenario sea otro. Queremos acciones.

Carlos Valdivieso,
habitante

Ante los últimos colapsos registrados, el Ministerio del Ambiente inició un proceso judicial en contra del Municipio. El ente informó que el próximo 15 de septiembre está prevista la diligencia del caso.