Obras en el sur de Guayaquil generan molestias y expectativas

  Guayaquil

Obras en el sur de Guayaquil generan molestias y expectativas

Trabajos en la calle Argentina, de la 20 a la 28, parecen eternos. Las casas ‘tiemblan’. Personas con discapacidad no pueden salir ni al portal

trabajos
Hace pocos días se abrió un tremendo hueco en la esquina de la 23 y Argentina. En toda la vía se reemplazará el sistema de aguas lluvias y servidasVicente Tagle

Primero eran las volquetas. Cuando pasaban hacían que las casas tiemblen. Hoy son las palas mecánicas las que le provocan terror a Jorgito Santillán, de 4 años, pues cuando empiezan a remover la tierra se estremece todo. “Cuando trabajan por aquí se mueve toditita la casa y el niño comienza a cogerse de los muebles o de la cama”, cuenta su mamá, Samantha, de 21 años.

¿Y cómo lo calma? Tiene que cogerlo en los brazos, “sobarle la cabecita y ponerle una película, pero a veces ni así, porque esto es como si hubiese temblores todo el día”, afirma la joven, quien habita en las calles Argentina y la 23, donde en días pasados se abrió un enorme hueco como parte de las obras que allí se realizan.

Samanes 1

Edificaciones ponen en peligro los árboles nativos de Samanes 1

Leer más

El problema es casi similar para Cristina León, de 80 años, quien desde hace 5 meses en que iniciaron los trabajos comenzó a sufrir dolores de cabeza y ya ni puede tomar su siesta diaria después del almuerzo. Ni bien se va acostando, ¡zas que va cimbrando su casa!, de construcción mixta y de dos plantas.

El problema es mayor aún para doña Cristina porque ya no puede cruzar ni a la tienda de al frente. Con cierta dificultad para movilizarse, pues debe usar bastón, salir es casi improbable para ella, ni siquiera con ayuda de sus hijas o de su nieta, pues hay ‘bloqueos’ y obstáculos por todos lados. Justo a la salida de su casa, en el parterre, los obreros han dejado varias estructuras de cemento tipo cajón que construyeron ahí mismo

padres
Padres de familia deben hacer malabares con sus hijos para cruzar por este sector.Vicente tagle

Quienes por necesidad deben cruzar por el sector sufren las consecuencias. Hay montículos de tierra por todos lados, lodo, huecos, madera, fierros, maquinaria y enormes y viejas estructuras abovedadas que han sido sacadas para ser reemplazadas. Pasar por ahí ni pensarlo, imposible. La obra se ejecuta en la calle Argentina, desde la 19 hasta la 28.

En un video, el administrador del contrato, Jonathan Moreno, explica que el proyecto contempla la remoción total de la carpeta de la vía, el reemplazo del sistema de aguas lluvias y servidas y la repavimentación total posterior con hormigón armado. Según él, esta vía durará al menos 50 años. La obra debería estar lista a finales de diciembre.

Los musulmanes. Salieron de algún lado. Iban de un lado a otro por la Víctor Emilio Estrada. Sus atavíos eran particulares, pero en el sector de la calle Guayacanes, en Urdesa, se acoplaron en un entorno poblado por locales de comida árabe.

Tras pedidos ciudadanos, anuncian la reconstrucción de la calle Guayacanes

Leer más

Para personas como Antonio Cedeño, de 70 años y quien presenta discapacidad en sus extremidades inferiores y usa una silla de ruedas eléctrica para movilizarse, estas obras, aunque terminarán por beneficiar a la comunidad, le han presentado problemas, como ocurrió hace poco más de un mes, cuando al salir de su garaje cayó sin querer en el montículo de tierra que estaba al pie de su vivienda, por lo que las llantas de su silla se atascaron.

Pero eso no es todo. Para quienes tienen negocios en la mencionada calle, estos trabajos les han significado enormes pérdidas, como ocurrió con aquellos restaurantes ubicados entre las calles 20 y la 21. Debido al difícil acceso la clientela bajó.

“Y ni qué decir del polvo. Hay que limpiar todos los días. E imagínese cuando lleguen las lluvias y si no han terminado, esto será un desastre”, dijo Argenis Robles, quien habita en el sector. Por ahora les tocará esperar y rogar para que los trabajos terminen a tiempo.