Los padres asumen una tarea que es del Estado

  Guayaquil

Los padres asumen una tarea que es del Estado

Expertos aseguran que el cobro de ‘cuotas’ traerá problemas a las familias Dicen que falta una inversión integral que garantice una educación de calidad

PADREES
Problema. Las ‘cuotas voluntarias’, ahora llamadas ‘autogestión’, se han mantenido en los planteles. Ahora no todos los padres pueden pagarlas.CHRISTIAN VASCONEZ

Las famosas ‘cuotas’ que deben aportar de manera ‘voluntaria’ los padres de familia para la reparación de los planteles fiscales, ha originado el rechazo de estos y el cuestionamiento de expertos educativos. Los primeros indican no contar con los recursos para realizar dicho aporte; mientras que los segundos aseguran que el mantenimiento de las escuelas y colegios fiscales es una tarea del Estado que no tienen por qué asumirla los representantes de los alumnos.

Cobros en escuelas públicas

La cuota ‘voluntaria’ vuelve a los planteles

Leer más

En la edición de ayer, EXPRESO dio a conocer las quejas de los padres por estos cobros que fueron eliminados en el 2008, pero que ahora aparecen con el nombre de ‘autogestión’ y que se han vuelto obligatorios sin considerar si ellos cuentan o no con dinero para hacerlo.

Daniel Samaniego, analista educativo, sostiene que estos cobros están originando problemas en los padres que se desesperan para poder hacerlos efectivos. También está causando molestias en los estudiantes, que sienten vergüenza por ser señalados como los morosos de una deuda que fluctúa entre $ 10 y $ 40, que no han podido cancelar sus representantes.

“Lamentablemente, los padres han tenido que asumir una tarea que es competencia exclusiva del Estado. Y lo hacen con mucho sacrificio porque quieren que sus hijos no detengan su aprendizaje, que se vio mermado durante estos dos años de pandemia, cuando las clases fueron en casa y provocaron vacíos de conocimientos con los que deben lidiar ahora”, remarca el analista educativo.

El problema de estos cobros es que no todos tienen para pagar. Pero el padre que quiera seguir aportando se resigna a que el Estado no asuma lo que es su responsabilidad.

Patricio Cajas
​exdirectivo de Contrato Social por la Educación

Patricio Cajas, exdirectivo de Contrato Social por la Educación, cree que la ‘cuota voluntaria’ fue eliminada solo en papeles, ya que en el sistema educativo público siempre han surgido otras formas para exigir contribuciones, debido a la falta de una inversión integral por parte del Estado para mejorar la calidad educativa.

“No se ha invertido lo suficiente en obras grandes como en la infraestructura de los planteles; pero tampoco lo han hecho en cosas pequeñas como la adquisición de bancas, material de aseo, entre otras. Estas tareas muchas veces son encargadas a los padres para que las costeen con sus escasos recursos, cuando es el Estado quien tiene la responsabilidad de hacerlo”, manifiesta.

Colegio inseguro

Una estudiante es amenazada y retenida por delincuentes en los exteriores de una escuela

Leer más

Las ‘cuotas voluntarias’ son exigidas a través de los comités centrales de padres de familia que se organizan en cada plantel. En este proceso aparentemente no participan los directivos de las instituciones, pero sí dan el visto bueno para que se ejecute.

“Ya no es el profesor o director el que pide el dinero, ahora lo hacen los padres, dizque por su propia iniciativa. Pienso que estos no deberían realizar esta tarea, deberían trabajar en otros temas que involucren la participación e integración de la comunidad educativa. Lamentablemente, a ellos solo se los cita a los planteles para pedirles plata o para obligarlos a limpiar los cursos, barrer los patios, pero no se desarrollan actividades estimulantes con la participación de todos”, explica.

Quizá hasta hace dos años los padres aportaban para las mejoras de los planteles. Pero ahora es complicado porque muchos no tienen un trabajo fijo y viven del día a día.

Margarita Rosales
​madre de familia

Hay colegios donde se pide una cuota anual de $ 10; pero hay otros que requieren hasta $ 100 para destinarlos al arreglo de baños, construcción de canchas deportivas, pintada de aulas, entre otros trabajos que no están contemplados en las labores de mantenimiento que ejecuta el Ministerio de Educación en varios centros de estudios, con el apoyo del Municipio y la empresa privada.

Violación Mapasingue

La falta de reacción desluce a los entes en caso de violación

Leer más

“Con todas estas entidades trabajando para solventar las dificultades de las instituciones educativas, ya no sería necesario pedir contribuciones a los padres, sobre todo porque el Estado debe asumir su responsabilidad y no delegarla a otros”, menciona Concepción Maridueña, ex directora provincial de Educación.

Ella recuerda que hace 14 años, cuando aún ejercía su cargo, se dejó insubsistente el pago de la ‘cuota voluntaria’ por las irregularidades presentadas en su entorno. “Pero siempre ha existido y nadie lo ha controlado. Ahora sucede lo mismo y las autoridades lo avalan maquillándolo como autogestión”, recalca.

Marlene Segovia, madre de familia, manifiesta que la situación económica sigue siendo compleja y no comprende cómo se toman estas decisiones entre las autoridades de las escuelas y colegios. “Varios padres no estamos de acuerdo con este tipo de cuotas; pero al final debemos aportar, ya que existe el temor de que se tomen represalias contra nuestros hijos”, añade.

Con el cobro de estas contribuciones económicas y sin los controles apropiados, nuevamente se están creando brechas que podrían obstaculizar el curso escolar adecuado de los estudiantes.

Concepción Maridueña
​exdirectora  provincial de Educación

Ella lo dice por lo sucedido con el hijo de otra representante, cuyo nombre consta en una lista de morosos que ha sido colocada en la puerta del aula, como informó EXPRESO.

FE Y ALEGRIA (8653601)

Violación en escuela de Mapasingue: La sanción no arrebata la ira del silencio cómplice

Leer más

A Carlos Vallarino, psicólogo educativo, le preocupa que se señale al niño que no ha pagado. “Se va creando un ambiente que en lo emocional no es favorable para el desempeño de los menores. A la larga, esto puede originar que los chicos abandonen el sistema educativo porque sus padres no tienen para cubrir esa cuota que no está normada, pero que nadie controla”, anota.

Él coincide con los otros expertos en el sentido de que hay que ser muy directo al decir que “el Estado debe garantizar una educación de calidad, que implica desde la gran infraestructura hasta las cosas pequeñas como el material didáctico con el que trabajan los docentes”.

Cobros en escuelas públicas
Unos padres acuden a los planteles para realizar la contribución, mientras que otros no pueden hacerlo.JUAN FAUSTOS SANDOVAL