El pánico a ser víctima de un atentado lo sienten todos los vecindarios por igual

  Guayaquil

El pánico a ser víctima de un atentado lo sienten todos los vecindarios por igual

Los Ceibos y La Puntilla  son apenas algunas de las zonas que temen que el atentado de Cristo del Consuelo se replique en sus vecindarios

BOMBA COLOCADA EN EL C (8634883)
El hecho dejó daños en varias casas en Cristo del Consuelo.CARLOS KLINGER

El miedo a ser víctima de un atentado similar al que sufrieron los habitantes de Cristo del Consuelo la madrugada del pasado domingo, lo sienten por igual los residentes de todos los sectores de Guayaquil, Daule y Samborondón.

Cristo del Consuelo

Tragedia en el Cristo del Consuelo: La guerra del narco está en las calles

Leer más

“Antes uno creía, o al menos eso quería creer, que por vivir en una zona residencial, este tipo de situaciones jamás las experimentabas, pero hoy es una completa mentira. Nada. Ni la cerca más alta o las garitas con seguridad te prometen que podrás evitar ser víctima de un atentado. ¿Saben por qué? Porque hay droga en todos lados, porque nos ha ganado la batalla”, señaló el residente de vía a la costa Paúl Palacios, quien dice estar consternado por lo sucedido, tanto o más que aquella vez en que aparecieron colgados dos cuerpos al ingreso de Durán.

Nadie está libre de que un atentado como el de Cristo del Consuelo llegue al sector de más alta plusvalía de todo el Gran Guayaquil. Todos somos vulnerables al delito. Todos estamos desprotegidos ante la inacción del Gobierno.

Paúl Palacios,
habitante de Belo Horizonte


Hoy, los barrios marginales y todos los demás están en riesgo, puesto que los arreglos de cuentas entre las mafias están empezando a transformarse en actos de terrorismo, tal como ocurrió en Colombia y pasa en México. Nadie está a salvo.

Arnoldo Alencastro,
residente de vía a la costa

Daniela Ricaurte, de Los Ceibos, y Lorena Montesdeoca, de Puerto Azul, opinan igual. Para ellas, que no haya autoridad ni leyes que protejan al ciudadano, y que no haya tampoco una Asamblea “activa” que ponga sobre la mesa el tema de la inseguridad, los vuelve vulnerables a todos. Sin importar la condición.

BOMBA COLOCADA EN EL C (8634890)
Las familias de los distintos sectores del Gran Guayaquil temen que un escenario como el ocurrido el fin de semana, se replique en sus vecindarios.CARLOS KLINGER
Fuentes oficiales han mencionado que aún no se ha realizado la audiencia de formulación de cargos, mientras que en la escena del suceso aún persiste el temor.

Guayaquil: Cinco detenidos tras atentado con explosivos en el Cristo del Consuelo

Leer más

“Si antes uno pensaba que había zonas intocables en Guayaquil, eso se acabó. Ahora podemos estar en Plaza Lagos o Mocolí, en La Puntilla, en las cafeterías de mi vecindario o los gimnasios de Urdesa o la Kennedy, podemos estar en un centro comercial o saliendo de una clínica que todos, absolutamente todos, podemos ser testigos y víctimas de una balacera. De una guerra entre bandas que mata a familias inocentes. Lo que pasó en Cristo del Consuelo puede pasarle a cualquiera”, indicó Ricaurte.

La inseguridad es general, en unos lados más que en otros. Nuestro sector vive prácticamente encerrado. Las personas no quieren salir de sus casas ni a la tienda. Hay robos a diario a mano armada. Los niveles de inseguridad son críticos.

Javier Rosero,
presidente Comité Ceibos

Javier Rosero, presidente del Comité Los Ceibos, mencionó que por esa inseguridad, en su sector viven prácticamente encerrados. “Las personas no quieren salir de sus casas ni a la tienda. Hay robos a diario a mano armada a las personas que salen a hacer ejercicio entre las 06:00 y 09:00, robos a vehículos estacionados, rompen las ventanas, estruches a casas. Los niveles de inseguridad son críticos. En las mañanas, cuando hay congestión de tránsito en la avenida del Bombero los ladrones aprovechan y te asaltan”, detalló Rosero.

La inseguridad se vive en todo el territorio, sin distinción de vecindarios. Si bien es cierto Los Ceibos no es un sector tan conflictivo como otros, por la realidad que vivimos no descartaría que suceda un hecho trágico como el que vivió Cristo del Consuelo.

Diana Córdova,
residente de Los Ceibos

El crimen era diferente por sectores, eso era una realidad. Ahora está rondando en cada lado, en menor o mayor medida. La impotencia, la ira, la tristeza de ver en qué se ha convertido Guayaquil se han vuelto un escenario común.

Mónica Reynoso,
residente de la Bouganville, La Puntilla
ATENTADO CRISTO DEL CONSUELO

Una recompensa de hasta $ 10.000 por información del atentado en el Cristo del Consuelo

Leer más

Renate Schenker, de nacionalidad suiza y residente en Los Ceibos, confiesa que en los 35 años que lleva viviendo en Ecuador, es la primera vez que tiene el deseo de regresar a su país. “Aquí ya no se vive, se sobrevive. Suiza funciona bien por su política social muy bien estructurada”, dijo y apuntó al Gobierno por la inseguridad que se vive: “(Hay) Un presidente sin fuerza política, sin energía y con un quemeimportismo ante cualquier problema que se le presenta”.

¡Sí me preocupa mucho lo sucedido en el Cristo del Consuelo! Ya no hay sitio seguro. Eso puede pasar en cualquier sitio de Guayaquil y Samborondón. Ya no hay diferencias. Una gran culpa la tiene el Gobierno, totalmente ausente.

Renate Schenker,
residente de Los Ceibos

Donde vivo es un lugar que consideras seguro, sin embargo con los últimos atentados y crímenes queda ya esa duda. Las autoridades esperan que ocurran las tragedias para actuar, en vez de prevenirlas. Es una pena.

Belén Medina,
residente de la ciudadala Entre Ríos

En La Puntilla y en la avenida León Febrés Cordero, la sensación no es distinta. "Tras el atentado en Cristo del Consuelo, no importa dónde vivas, siento que el crimen se ha apoderado del Gran Guayaquil. La incertidumbre de no saber si en tu propia casa estás seguro, se ha vuelto parte de nuestra realidad", lamenta Fernando Huamán, el presidente de la ciudadela La Puntilla