Arquitectura de territorios, una propuesta que gana méritos

  Cultura

Arquitectura de territorios, una propuesta que gana méritos

Una investigación en Babahoyo obtiene premio en Austria. El estudio Natura Futura recurre a materiales y técnicas tradicionales en urbes periféricas

Sociedad_Arquitectura_Babahoyo_Natura Futura
La Comuna. Es una casa, pero también lugar de trabajo. Su emplazamiento se ubica en Huaquillas (El Oro).Cortesía

El ecuatoriano José Fernando Gómez estudió en dos grandes centros urbanos. Guayaquil, donde obtuvo su título de arquitecto; y, en Chihuahua, México, donde logró la especialización en Diseño Arquitectónico Avanzado. Sin embargo, a la hora de pensar en su futuro, fijó su norte en ciudades de la periferia.

Desde estos territorios satélites ha cimentado una propuesta que se relaciona con la investigación sobre materiales y formas de construcción locales. No le ha ido mal. El Estudio/Taller Natura Futura, de Babahoyo, que fundó en 2014, ha ejecutado varios proyectos que le han permitido ganar tres veces la Bienal Panamericana de Quito (2016, 2018 y 2020), además de otros citas como las de Pamplona (España) y Asunción (Paraguay). Su último triunfo internacional, uno de los cinco primeros premios que entrega la Birck Award 2022, en Viena (Austria).

“Desde hace ocho años junto a varios colaboradores nos dimos a la tarea de construir con los saberes y los materiales locales, para lograr una arquitectura responsable socialmente y responsable con el clima. No solo de materiales podemos hablar, también de la mano de obra del lugar donde se edifica la obra”, dice desde el otro lado del teléfono José Fernando Gómez, quien acaba de volver de Europa, retirando su última distinción y quien al hacer un análisis de las diferentes obras que ha ejecutado se sincera al afirmar que cada proyecto tiene su importancia no solo por el lugar en el que están levantados, sino también por cómo estos fueron edificados.

Sociedad_Arte_Salud_Investigaciones

El arte también salva vidas

Leer más

Entonces menciona obras como ‘La Comuna’, construida en 2018 en Huaquillas (El Oro). La obra en sí es una edificación en la que se usa la madera y la caña. Lo que importa, como ya lo dijo Gómez, es cómo se la hizo. Cerca de 20 personas, oenegés y empresas privadas participaron. Todos con la idea de ofrecer una casa digna a una familia que vivía en condiciones insalubres y sin el espacio adecuado para realizar las operaciones del proceso de reciclaje. La solución que Natura Futura encontró fue un lugar que “yuxtapone la casa con el centro de reciclaje, visualizando así una posible relación entre vida, sustentabilidad, subsistencia y comunidad”, como se lee en algún lado.

En el caso del último triunfo internacional en Viena, el proyecto denominado ‘La Casa que Habita’ (Babahoyo, 2020), “le da al ladrillo un carácter simbólico y funcional del material de construcción”, como lo describe la página web del certamen. “Este material de construcción tradicional a menudo se asigna a los sectores más pobres de la población; a menudo se oculta, se enyesa y se pinta. Los arquitectos quieren que este proyecto demuestre y explore el valor de los ladrillos como material para una ciudad habitable y vibrante”.

Sociedad_Arquitectura_Babahoyo_Natura Futura
La Casa que Habita. Acaba de ganar un premio internacional por el uso del ladrillo.Cortesía

El detalle de la obra menciona que el edificio se remonta a las casas tradicionales de la ciudad latinoamericana, que aún se ven comúnmente en Babahoyo, y aprovecha al máximo el terreno de 30 por 12 metros. Hay espacio comercial en la planta baja y un apartamento y cinco habitaciones que albergan una institución educativa en la planta superior.

Los límites de este proyecto se encuentran mucho más allá de la envolvente del edificio. Habla de iniciativas a pequeña escala que amplían la tipología de edificios de uso mixto y, al hacerlo, hacen una contribución positiva a la calidad de vida urbana en el centro de la ciudad contemporánea.

Declaración del jurado,
​Birck Award 2022

Tiene tiras de tragaluces y un estrecho corredor a lo largo de las paredes exteriores que dejan pasar la luz del día. “La estructura del techo es de madera, otro material asociado a la pobreza”, se menciona en la descripción de la edificación ganadora de uno de los Birck Award 2022.

Sociedad_Arquitectura_Babahoyo_Natura Futura
Bardales. Un gimnasio que se abre espacialmente a la ciudad.Cortesía

Natura Futura trabaja con un equipo técnico que aprovecha los conocimientos locales, con el fin de generar un hábitat sostenible y responsable a través de una arquitectura “que se abra a las posibilidades de enfrentarse a su entorno que promueva la dignidad de sus habitantes que tienden a ser invisibilizados en sus propios territorios”, dice Gómez, quien acabó de entregar a la comunidad de la isla Santay el encargo de su Observatorio flotante, construido a orillas del río Babahoyo, donde se instalaban las ya casi desaparecidas casas ancladas de la capital riosense. El Observatorio es precisamente eso, un lugar que seguirá flotando en el Babahoyo.

Sociedad_Oenegés_Fundación Kairós_Padre Simón

El sueño de un sacerdote de crear una ‘Ciudad de Niños’

Leer más

Otro proyecto ganador

El colectivo de arquitectura Natura Futura considera 'La Casa que Habita', ubicada en Babahoyo, como una declaración: una declaración que no solo se opone a la mercantilización de la ciudad, que margina a muchas personas, sino que también le da al ladrillo un carácter simbólico y funcional.

Sociedad_Arquitectura_Babahoyo_Natura Futura
Casa del Silencio. Está ubicada en Quevedo. Un lugar que invita a vincularse con la nobleza material del bloque, la madera tropical , el agua y la roca, son aspectos necesarios para escucharse.Cortesía

El alcance de este proyecto se extiende mucho más allá de la envolvente del edificio. Llama la atención sobre pequeñas iniciativas que amplían la definición de edificios de uso mixto y así hacen una contribución positiva a la calidad de vida urbana en el centro de una ciudad moderna. La combinación de una organización espacial poco ortodoxa y los materiales elegidos hacen de La casa que habita una verdadera declaración de fe.

Objetivos de Natura Futura

Natura Futura de Babahoyo, responder a la necesidad impostergable de comenzar a tener presencia propia desde sus materialidades locales, técnicas y tradiciones dentro de territorios en ciudades periféricas de las metrópolis. Así mismo, generando un hábitat sostenible y responsable a través de una arquitectura que se abra a las posibilidades de enfrentarse a su entorno, que promueva la dignidad de sus habitantes que tienden a ser invisibilizados en sus propios territorios. Es una práctica que se cuestiona sobre temas sensibles de la arquitectura y de las ciudades latinoamericanas; un camino de exploración arquitectónica que trabaja en búsqueda de soluciones mediante la experimentación continua y la investigación.

Sociedad_Arquitectura_Babahoyo_Natura Futura
Entre medianeras. Este proyecto se ubica en el centro de la ciudad de Babahoyo. Una forma de rehabilitar un edificio mientras se refleja la idiosincrasia de la comunidad que la genera y la habita.Cortesía