Metropolitan Museum, 150 años de iluminar a Nueva York

  Cultura

Metropolitan Museum, 150 años de iluminar a Nueva York

Con 204.386 m2 alberga objetos de 5.000 años de historia de la humanidad. Recoge más de dos millones de piezas de culturas de todo el mundo

Sociedad_Arte_Museo_Nueva York
Ruta. Vista desde la clásica escalinata de la entrada principal del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.Justin Lane / EFE

n 2019, el año anterior a la pandemia, lo visitaron 7,3 millones de personas, pero en 2020, la COVID-19 arrasó como un ciclón todo el planeta y dio al traste con todo. Los actos del 150 aniversario del MET, a cuatro días de su inauguración, quedaron suspendidos, incluido su exposición estrella: ‘Making the Met 1870-2020” (Hacer el Metropolitan), definida como un inmersivo y estimulante viaje a través de su historia con una selección de tan solo 250 obras, de una colección que supera los dos millones.

Pero tras la tempestad llega la calma y finalmente el reencuentro fue posible en 2021 con un aforo reducido. ‘Making the Met’ ofrece un recorrido por los diez momentos claves en la evolución del Metropolitan. “Una reflexión sobre cómo un museo que nació con vocación enciclopédica debe relacionarse con su pasado y con su presente, y cuál debe ser su papel futuro, en la ciudad, el país y el mundo”, explican desde el museo.

Museo

La historia tras los restos óseos

Leer más

Situado en uno de los barrios más ricos de Nueva York, colindando con Central Park, en la denominada milla de los museos de la Quinta avenida, abrió sus puertas al público el 20 de febrero de 1872, dos años después de su fundación en 1870, a partir de la colección privada de Robert Lee Jenkins, un ejecutivo del sector ferroviario, y de adquirir las primeras 174 obras de los maestros de la pintura occidental.

Su espléndido edificio con su lucida escalinata, muy al gusto estadounidense -la misma que se tiñe de rosa en la gala de moda más espectacular y esperada del año-, fue finalizado, tras atrasos y discrepancias, en 1902, veinte años después de ser proyectado por el arquitecto Richard Morris Hunt, padre de Richard Howland, quien lo terminó.

Ideado por empresarios, banqueros y artistas de la época, fue concebido como “un museo y biblioteca de arte en Nueva York para alentar y desarrollar el estudio de las Bellas Artes y la aplicación del Arte a la fabricación y la vida natural, avanzar en el conocimiento general de temas afines y nutrir la instrucción popular y sus recreaciones”, según apuntan sus documentos fundacionales.

met

El Met recibe el mayor donativo de su historia: 125 millones de dólares

Leer más

Con 204.386 metros cuadrados de espacio, la institución alberga objetos de 5.000 años de historia de la humanidad a través de más de dos millones de piezas provenientes de culturas de todo el mundo.

Mostrar en tan pocas líneas una selección de lo que abarca el Museo Metropolitano es arriesgado, pues la componen nada menos que 17 secciones, entre ellas del Antiguo Egipto, Mesopotamia, la Grecia clásica, la Antigua Roma, Bizancio, Medio Oriente, el Mundo Islámico o al Lejano Oriente... y tiene como plato fuerte una extraordinaria y amplía colección de pintura europea y otra americana de primer nivel.

En efecto, reúne una de las mejores colecciones del mundo de pintura europea del siglo XVI al XX con especial atención a artistas holandeses, italianos, españoles o franceses: obras de Durero, Brueghel el Viejo, Rembrandt, Vermeer, Botticelli, Rafael, Tiziano, el Greco, Goya o Velázquez con “El retrato de Juan Pareja”, uno de los más admirados retratos del pintor español cuya adquisición millonaria en 1971 superó los récord precedentes hasta entonces. Pese a que no está dedicado exclusivamente al arte moderno, el MET posee, por ejemplo, una colección de 40 pinturas de Paul Klee y atesora obras de Monet, Cézanne, Degas, el famoso retrato de Gertrude Stein de Picasso o la Bandera blanca de Jasper Johns.

Solo la colección de Egipto está compuesta por más de 35.000 piezas, casi la mitad de los descubrimientos hechos a través de excavaciones arqueológicas organizadas por el propio museo.

La pieza más visitada es el templo de Dendur, del siglo I, que forma parte de los templos que fueron desmontados por el gobierno egipcio en 1965 para salvarlos de las aguas que causaría la nueva presa de Asuán. Estados Unidos colaboró en los trabajos de reubicación de aquellos templos y como agradecimiento, Egipto regaló el templo de Dendur que, levantado, piedra a piedra, de nuevo en el MET se visita desde 1978.

Otra de sus colecciones más conocidas es la de Armas y armaduras, única de su tipo en Estados Unidos. Tanto es así que sus figuras armadas sobre caballos, instaladas en el primer piso componen una de las imágenes más reconocidas del museo.

Para los amantes de la moda está el Costume Institute, (Instituto del vestido) con más de 33.000 prendas procedentes del antiguo Museum of Costume Art que al unirse con el MET, formaron el actual Instituto. Hoy en día, y debido a la naturaleza delicada de estos objetos, no se mantiene una exhibición permanente, sino que cada año se exhiben dos muestras de la colección.