Los hijos de Joaquín de Dinamarca perderán los títulos de príncipe y princesa

  Ocio

Los hijos de Joaquín de Dinamarca perderán los títulos de príncipe y princesa

La decisión obedece al deseo de la monarca danesa de crear un marco para que estos nietos "en mayor medida" puedan formar su propia existencia sin estar limitados por obligaciones de la Casa Real

Dinamarca
El príncipe Joaquín (der.) asiste junto con el príncipe heredero danés Frederik (izq.) a la celebración del Ejército nacional del 50 aniversario  en agosto pasado. Claus Rasmussenefe

Los cuatro hijos del príncipe Joaquín de Dinamarca, segundo vástago de la reina Margarita II, perderán sus títulos de príncipe y princesa desde el próximo 1 de enero, anunció la Casa Real danesa.

La decisión obedece al deseo de la monarca danesa de crear un marco para que estos nietos "en mayor medida puedan formar su propia existencia sin estar limitados por consideraciones especiales u obligaciones que implican una afiliación formal a la Casa Real como institución", consta en un comunicado.

Camilla y Meghan.

Camilla y Meghan, las menos queridas de la familia real británica

Leer más

La Casa Real vinculó esta anuncio con otro hecho en mayo de 2016, cuando informó que contaba con que el príncipe Christian, hijo del primogénito Federico, fuera el único de los ocho nietos de la reina que recibirá un asignación del Estado como adulto.

Joaquín de Dinamarca tiene cuatro hijos: Nicolás, de 23 años, y Félix, tres menor, fruto de su primer matrimonio con la condesa Alejandra; y Enrique, de 13, y Athena, de 10, del segundo con la princesa María.

A partir del próximo enero, los cuatro conservarán solo sus títulos de condes y condesas de Monpezat, por su difunto abuelo, el príncipe Enrique, de origen francés; así como su lugar en la línea de sucesión al trono danés.

Margarita II tiene otros cuatro nietos, hijos de Federico y la princesa Mary: Christian, de 15; Isabella, de 14, y los mellizos Vincent y Josefina, de 11.

"La decisión de la reina está en línea con ajustes similares que otras casas reales han hecho en los últimos años", señala el escrito.

El rey Carlos Gustavo de Suecia adoptó una resolución parecida hace tres años, cuando suprimió de la Casa Real a varios de sus nietos y solo mantuvo a los dos hijos de la princesa heredera Victoria: Estela y Óscar.

"Ninguno de nosotros entiende la decisión. Estamos tristes y conmocionados. Esto ha sido como un rayo en un cielo claro. Los niños se sienten excluidos. No pueden entender por qué se les quita su identidad", declaró a la edición digital del tabloide BT la condesa Alejandra.