Juan Carlos Estrada: "No me importa si alguien sufre porque actúo"

  Ocio

Juan Carlos Estrada: "No me importa si alguien sufre porque actúo"

El cirujano plástico incursiona en la actuación en la comedia 'Pepe, el mecánico', que presenta TC.

Juan Carlos Estrada
Desde adolescente a Juan Carlos Estrada le atrajo actuar.Álex Lima // EXPRESO

La medicina y el deporte son su pasión, pero la actuación le ha llamado la atención desde que era un estudiante en el colegio Americano. Tras la pandemia, en la que su vida estuvo en peligro  (en marzo del 2020 se enfermó severamente con COVID-19), Juan Carlos Estrada (53), conocido como el Doctor de las Estrellas, decidió que no se pondría límites.

Diego Bertie

Diego Bertie: Las telenovelas del galán peruano

Leer más

Ahora es parte del elenco de la comedia de Oswaldo Segura, 'Pepe el mecánico', de TC, en la cual es el villano de la historia. El espacio dominical goza de la acogida del público guayaquileño.

¿Cómo y cuándo nace su interés por ser actor?

Desde siempre. En una ocasión hice un casting para la producción 'Por amor propio'. Entonces trabajé con Paco Cuesta, quien era parte de Ecuavisa. Ahora lo hago con su hermano, Rafael, en TC. Era un adolescente y las grabaciones se complicaban porque no me daban permiso para faltar a clases y peor para actuar. En la escuela estudié arte dramático, pintura y música. Nunca he dicho que soy un actor, respeto a los profesionales que se han dedicado y viven de este oficio.

Oswaldo Segura

Oswaldo Segura: "A mis años, yo de galán, es para reírse"

Leer más

Usted comparte con un elenco en su mayoría de teatro y eso no es cualquier cosa por la experiencia que tienen...

Oswaldo es un maestro y el director Héctor Cáceres es un hombre muy creativo. Cuando me hicieron la propuesta, de inmediato dije que sí, después vi en lo que me embarcaba (risas) y conocí al resto del elenco. Aprendo de ellos. Trabajar con Sandra Pareja es una delicia. Oswaldo a cada rato dispara una genialidad.

Ambas profesiones son demandantes y requieren de disponibilidad de tiempo.

Por la pequeña experiencia que tuve en la adolescencia, sé cómo son las jornadas de grabaciones, así que coordinamos la agenda porque yo tengo cirugías programadas, viajes a congresos... Les pedí que me dijeran con anticipación los días y horarios de rodaje. Debí acoplarme.

Belén Cedeño

María Belén Cedeño: "Miguel nunca creyó que iba a morir"

Leer más

¿Qué le ha costado más en este proceso de acoplamiento?

En la clínica soy el que manda, si digo 'empezamos a las siete', a esa hora iniciamos. Acá soy uno más, trato de manejar la buena onda, pero a veces toca esperar.

¿Qué le han dicho sus pacientes, ahora que lo ven en TV?

Algunos pacientes quieren que les cuente cómo se irá desarrollando la historia y me dicen que no sea malo (risas).

Actuar en esta producción es sacarse las ganas que tenía desde la adolescencia.

Soy un viajero de la vida, no puedo decir que viviré de este oficio. Para que haga algo lo único que tiene que bastar es que me guste. Yo fluyo. Dónde dice que debemos encasillarnos, si me lo permite mi intelecto y mi tiempo, no sé por qué limitarme. No diré que es un hobby porque podría tomarse como una falta de respeto para los profesionales. Es gente a la que siempre he admirado. Voy al teatro. Tanto el drama como la comedia me gustan. Como villano aplico un poco de todo. Soy un villano buena gente (risas).

Juan Carlos Estrada
Considera un placer trabajar con Oswaldo Segura.Álex Lima // EXPRESO

¿Su vida corrió peligro durante la pandemia, seguramente lo ve todo desde un punto de vista diferente?

Si la gente no aprendió con la pandemia, me da pena por ellos. Yo me enfermé en marzo del 2020, cuando no existían vacunas, ni se sabía cómo tratar la enfermedad. Tuve los síntomas que se conocían y los que no. Todavía sufro de neuropatía periférica, siento como que me queman los pies y las manos. 

Al principio colegas de Estados Unidos me decían que algunos síntomas no tenían relación con la COVID-19. Me tomó un tiempo recuperarme.

¿Entonces vio la muerte?

Hubo un momento en que me sentí solo, sobre todo porque veía ciertas noticias que no me subían el ánimo, como que recogían cadáveres en la calle y que el protocolo era quemarlos. Pensé que no iba a ver nunca más a mi familia. Ese fue el punto más bajo en que caí mentalmente. 

Recuerdo que conversé con mi madre (Beatriz) por teléfono, quien me dijo que el papa Francisco iba a hablar y su mensaje fue que no tengamos miedo, que si tenemos a Dios, tenemos paz. El virus me ganó en el cuerpo, pero no me iba a ganar mentalmente. Soy deportista y a los deportistas nos trabajan lo mental. Antes me preocupaba y cuidaba la imagen, ahora ya no me limito. 

No me importa si alguien sufre porque actúo, no estoy haciendo algo impropio o faltando el respeto a alguien. Es mi vida y planeo vivirla al cien por ciento.

No faltarán los actores que quieran que les haga un retoque

(Suelta una carcajada) Lo hacen de buena onda, me han recibido con los brazos abiertos, sin celos y sin antipatía. Todos tienen su espacio, me siento motivado y cómodo.

Pepe, el mecánico
Con el elenco, entre ellos Oswaldo Segura y el director Héctor Cáceres.Gerardo Menoscal