Lisseth Naranjo: "Soy camaleónica y exótica"

  Ocio

Lisseth Naranjo: "Soy camaleónica y exótica"

Es la representante de Ecuador en Miss Grand International. El certamen se desarrollará en octubre en Indonesia

Lisseth Naranjo
Tiene 24 años y estudia Administración de Empresas.Gerardo Menoscal

Tiene 14 años viviendo en Guayaquil, pero Lisseth Naranjo (24) nació en Cuenca. Es modelo, diseñadora de moda, estudiante de Administración de Empresas y está creando su propia marca para el cuidado de la piel. Le ha llamado la atención lo relacionado con la belleza. Aprendió maquillaje y se considera una ‘artista’ en uñas acrílicas, lo que se volvió también una fuente de ingresos. Siempre lleva todo lo necesario para maquillarse.

Julián Gil.

Julián Gil será el compañero de Alejandra Jaramillo en 'Siéntese quien pueda'

Leer más

Fue candidata a Miss Ecuador en 2018. Tras la inesperada salida de María Emilia Vásquez fue la elegida por CNB, organizadora a cargo, para ser nuestra representante en Miss Grand International. El 1 de octubre viajará a Indonesia y la gala se desarrollará el 25 de ese mes.

Tiene un tipo de belleza exótica, de ojos rasgados y cabellera negra, aunque usa extensiones para que luzca más larga. “Mi melena era larga. Dos veces mi mami (Jenny) me la cortó y me la dejó chueca. Por tercera ocasión me la cortaron para darle estilo y me la dejaron muy pequeña. Luego me enteré de que iba al certamen”, cuenta entre risas.

De 1,70 metros de estatura y sus medidas son 88-63-90. Apoya el rescate animal, al punto de que cuando habla del tema le dan ganas de llorar.

El concurso está de la ceja al ojo. No ha tenido mayor tiempo de preparación y aquello puede ser una desventaja.

Yo estoy preparándome desde el 2017. Al año siguiente fui aspirante al Miss Ecuador, concurso que ganó Virginia Limongi. En ese entonces, María del Carmen de Aguayo me designó Reina Hispanoamericana y quedé quinta finalista en Bolivia. En 2020 gané el Miss Grand Ecuador de CNB. No intervine en el certamen internacional, por la pandemia no se sabía si iba a darse o no. 

Me avisaron de un momento a otro y entonces yo me encontraba en Dubái. Allá perfeccioné el inglés. Miss Grand es llamativo. Quizá no era el momento indicado y lo es ahora, aunque este año no tenía previsto ir a un evento así.

Andrea Aguilera dejó la vara alta, se convirtió en la virreina 2021. ¿Cree que logre algo así o regrese con la corona?

Todo es posible (risas). Si ella llegó, también nosotras.

¿Por qué considera que los jueces deberían elegirla a usted?

Estoy comprometida, soy disciplinada y organizada, sobre todo espontánea y abierta con el público. A ellos les gusta la diversidad y siempre me han dicho que soy camaleónica; si me visto con otra ropa, me transformo. Me preguntan mucho mi tipo porque es algo exótico, mis ojos son rasgados. Mis padres (Walter y Jenny) no los tienen así.

Miss Universo acaba de cambiar las reglas del concurso. Ahora también pueden participar las casadas y las que tienen hijos. ¿Qué opina?

En Miss Universo escuchan a la gente y buscan diversidad y aceptación. Es un concurso con trayectoria, buscan crear inclusión. Ángela Ponce fue la primera transgénero en participar. Hay nuevas reglas para las aspirantes, pero también deberían cambiar las internas. Una mujer casada o con hijos no podría tener la misma agenda que una Miss Universo soltera. Se requiere de disponibilidad de tiempo. 

Para una madre, siempre su familia será primero. No estoy muy de acuerdo con ese cambio.

Lisseth Naranjo
La cuencana se siente orgullosa de ser serrana.Gerardo Menoscal

Ha tenido la oportunidad de estar en varios certámenes y por ello lo sabe...

Así es. También sé que todos tenemos sueños, pero el conflicto es que las tareas y responsabilidades son muchas. La Miss Universo vive en Nueva York y viaja por el mundo. Lástima que lo diga, pero hay novios celosos en los reinados, así que también habrá maridos celosos. 

Estaría de acuerdo si cambian el concepto de una Miss Universo, porque llevar el ritmo que siempre se ha llevado es complicado para una mujer con familia. La presión es muy grande.

Cuando a los de la Sierra les dicen serranos es como si los insultaran.

No es mi caso. Me encanta, yo amo Cuenca. Soy serrana a mucha honra. Vine a vivir a Guayaquil porque mis padres querían un mejor futuro para nosotros. Tengo dos hermanos menores, Henry y Andrés.

La mayoría de reinas pasan por el quirófano, ¿usted es la excepción?

Me operé la nariz y los pechos. Las cirugías estéticas son necesarias cuando se busca mejorar la autoestima.

El cuerpo de la mujer de la Costa es diferente al de la mujer de la Sierra. Las costeñas tienen glúteos desarrollados, pero no es el caso de las serranas...

(Risas) Ahí no he tocado nada, prefiero los ejercicios con pesas y tipo cardio. Como pollo, pescado, manzana verde, huevos y vegetales y consumo mucha agua.

¿Está dispuesta a comer lo que sea en una tierra tan lejana y con costumbres muy diferentes a las nuestras?

Me inclino por la comida internacional. Cuando estuve en Dubái, los platos eran variados: de Tailandia, Filipinas, Indonesia, Líbano... Mi paladar ha probado varios sabores. Cuando estoy en Cuenca, no puedo dejar de comer la fritada, el mote pillo. En Guayaquil, un buen encebollado. Y siempre que visito Manabí como ceviche con maní. 

Siempre que viaja, una mujer lleva en sus maletas lo que necesita y también lo que no. ¿Con cuántas volará y qué llevará en ellas?

A Indonesia llevaré ropa de creativos locales y extranjeros, entre ellos Deyalis Picado, Bartolomé, Soledad Maldonado, Carlos Mera, Julio González, además de prendas tailandesas. El atuendo típico es una creación de Manolo Loor. Viajaré con cuatro maletas con trajes de gala, para las diferentes actividades diarias y para las veladas finales. Muchos zapatos, unos de Liz Quirola y de otras marcas.

¿Qué cosas no pueden faltar en ese equipaje?

Mis extensiones, los lentes de contacto, maquillaje, accesorios como gargantillas, aretes, pulseras... todo lo que realce el outfit.

Los concursos son la plataforma para saltar a la música, la TV... ¿A usted le interesa ser actriz?

La actuación me llama la atención, me encantaría ser parte de películas o series. A la ex Miss Israel Gal Gadot la escogieron para que sea la mujer maravilla, vieron su potencial y ahora es una famosa actriz.

¿Entonces usted sueña con estar en Hollywood?

(Risas) O tal vez en Bollywood, en la India. Tuve la oportunidad de ir a esa tierra, pero no lo hice. Tenía 20 años. Surgieron ciertos inconvenientes con los documentos. Era para modelar en pasarela y fotografía.

Es diseñadora. ¿A quién le gustaría vestir o crearle trajes?

Estudié diseño de moda en Chio Lecca Fashion School. Quería irme a Inglaterra, pero mis padres consideraron que estaba pequeña para viajar hasta allá. He pensado en sacar una línea de ropa. No la he desarrollado aún. Yo vestiría a Alejandra Jaramillo.

Juan Carlos Estrada

Juan Carlos Estrada: "No me importa si alguien sufre porque actúo"

Leer más

La Caramelo tiene una figura envidiable, ¿no es un reto vestirla?

Es divina, me inspira. La veo y me llena de energía. Cada diseñador tiene una musa, ella me inspira.

Las reinas siempre tienen un discurso aprendido y dicen que quieren trabajar por los niños y ancianos.

En mi caso, yo he rescatado a perritos. A Benji la rescaté de un basurero. Ya tiene una familia. Es un tema que me toca mucho porque me gustan los animales. He visto mucho maltrato. Además promuevo la adopción. La ayuda a los ancianos es algo que nació recientemente. Mi abuelito (Jacinto) falleció hace dos meses. Sufrió de depresión y comprendí las necesidades que tienen las personas de la tercera edad. Tengo un primito con autismo. Ellos me inspiran.

Si estuviera embarazada y le dijeran que su bebé nacerá con ciertos problemas de salud, ¿lo tendría?

Algún día seré mamá. Y por supuesto que lo tendría.

Lisseth Naranjo
El modelaje y el diseño de moda son sus pasiones.Gerardo Menoscal