Mojo Myst: “Quería un proyecto con total libertad”

  Ocio

Mojo Myst: “Quería un proyecto con total libertad”

El músico quiteño habla con EXPRESIONES sobre su nueva etapa musical que pronto concluirá en la publicación de un álbum doble.

Mojo Myst
Mojo Myst es el proyecto de Felipe Maldonado.Cortesía

Felipe Maldonado (26) está en una efervescente etapa creativa. Se encuentra en la creación de dos álbumes, con temáticas diferentes, pero que llevan su producción a la par.

El músico quiteño conversó con EXPRESIONES sobre toda esta motivación, su proceso e intención con sus canciones hechas en su totalidad por él.

Las piezas del reloj es el sencillo que abandera por el momento, además de comenzar a tocar en festivales internacionales como Selvámonos, en Perú.

Así fue esta conversación que deja ver más allá de la neblina que lo inspiró para crear Mojo Myst, su proyecto solista.

EXPRESO PLAYLIST  (14)

Expreso Playlist: Álex Ponce está loco de amor

Leer más

¿Cómo derivó esta exploración en el nombre?

Nace de algo concreto. Es que el primer disco que saqué, Midnight lab (laboratorio de medianoche), lo grabé durante la cuarentena, desde la llegada de la medianoche hasta las cuatro de la mañana. Me enamoré de trabajar mientras todos están dormidos. Yo vivo por el Cañón del Chiche (Quito) y, cuando salía en las noches al jardín, veía cómo se hacía una neblina muy interesante y espesa en las montañas. Por lo que el nombre básicamente significa la magia de la neblina. Es como estar hechizado en este laboratorio nocturno con neblina que me rodeaba. El nombre le da misticismo a todo.

¿Qué oculta esta neblina? ¿Qué tiene que descubrir la gente de su música?

Cuando uno está haciendo arte, se entra en un estado de desnudez ante un momento súper fuerte de la vida. Lo chévere de la música es que nosotros la creamos, pero la gente la hace suya. Ser músico es un canal para conectar con la gente.

Mojo Myst es parte de la nueva ola de artistas que surgió con la pandemia. ¿Por qué esperar a este momento para sacar el proyecto adelante?

Yo viví en Nueva York por la universidad. Allí tuve una banda llamada In The Universe. Es una banda de rock alternativo y glitch. Tocamos en festivales chéveres. Ahí están como mis raíces musicales. Mientras que en Ecuador también participé de una agrupación llamada La Fábrica de Títeres. Pero lo que pasó con la pandemia y con mi regreso a Ecuador, es que los integrantes originales de ambos proyectos estaban regados por el mundo y tampoco estaba dispuesto a continuar con nuevos miembros. Pero yo ya quería empezar a hacer música solo, explorar más allá de la dinámica de un proyecto con más personas. La pandemia fue el momento perfecto para tener total libertad creativa. Ahora compongo música no solo pensando en el show en vivo y eso me permite poner muchas cosas más en producción.

Ya en cara al segundo álbum, del cual ya ha lanzado tres sencillos, ¿qué dejó de lado para continuar con la exploración?

Creo que los horarios de trabajo (risas). Este álbum fue hecho más de día. Sí cambié ciertas cosas que podían ser malas para mi salud. Eso es lo que más cambió, porque el proceso fue muy parecido. El 95 % del álbum lo grabé yo. Es interesante porque estoy haciendo dos álbumes nuevos a la par que son completamente diferentes. El primero que voy a sacar se llama Limbo y está terminado. Y el segundo, que será en inglés, está bastante avanzado. Ha sido un reto escribir para dos álbumes de colores diferentes.

¿La real pasión musical de Felipe Maldonado es la ingeniería de sonido, es lo que ve en su futuro?

Mi música siempre será la prioridad. Pero en mi vida ideal, en mis sueños, quiero tener un estudio en el que pueda producir mis discos, pero también trabajar con otros intérpretes. Me encanta ayudar a otros a conseguir lo que quieren comunicar con su música. Soy un nerd de la música. Me encantan los micrófonos, los sintetizadores, las baterías.

¿Cuánto tiempo pasa revisando las páginas para hacer compras de equipos?

¡Toda la semana! Veo también un canal de YouTube que visita estudios caseros en Estados Unidos, se llama Andrew Masters. En Ecuador no es fácil conseguir gente con esta pasión. Yo estudié en Berklee College of Music y cuando llegué no sabía nada. Cuando vi la primera vez una consola de producción fue como ver una nave espacial, pero allá me contagié de todo este gusto y entendí todo el proceso.

Este semana fue parte del festival Selvámonos en Perú. ¿Cómo surge la invitación para ser parte del cartel?

Soy un artista súper nuevo y la verdad mucho de lo que logramos como músicos son las relaciones y a quién conocemos. Conocí a los productores del festival y vieron mi trabajo y pude ser invitado. Me pareció muy chévere estar alejado de la ciudad y hacer música. Algo que me caracteriza en mis shows en vivo es que, entre todos los músicos, nos vamos cambiando de instrumentos. Esto lo hace más dinámico. Cuando estoy creando una canción, siempre intento ir cambiando entre la batería, la guitarra y el bajo.

Su última canción, Las piezas del reloj, y el disco Limbo están muy vinculados con el tiempo, el espacio. ¿Cómo se unen estos conceptos?

La pandemia y sobre todo desde el 2021, me pusieron en una situación complicada. Fue un proceso de introspección, de ansiedad, intimidad. Estos dos álbumes que preparo están ligados a la salud mental, analizar la psicología del ser humano y lo que vivimos. Limbo habla de esta sensación de saber que no estoy en el lugar que para nada creí estar en este momento de mi vida. Me siento atascado, en una cuerda floja y sintiendo un montón de cosas. Esta música es mi salvavidas y me mantiene a flote. Pero estoy feliz de crear y estar aprendiendo tanto. Lo que más me importa a mí, más que ser reconocido o famoso, es que lo que me sirvió a mí para sanar, sea lo mismo para otros.

EXPRESO PLAYLIST  (15)

Expreso playlist: Luz pinos se pregunta ¿Para qué? con su nuevo EP

Leer más

También dijo

  •  “Experimenté la creatividad en otra dirección. Hay algo súper mágico cuando compartes ideas e influencias con otros músicos. Pero también hay algo especial en hacerlo solo, porque te permites romper las barreras. Y ahora toco más instrumentos. Uso más el bajo, era mediocre en el piano y me esforcé para hacerlo mejor”.

  •  “Una de mis pasiones es la ingeniería de sonido, y estar en un cuarto y probar todos los sonidos solos te da una adrenalina muy interesante. Te hace estar muy enfocado”.

  •  “Ya viví la parte de formar una banda. Encontré el valor de eso. Pero hacerlo solo también tiene su enriquecimiento”.

  •  “En Ecuador faltan tocadas en fiestas. Hacer un circuito de bandas y que el público te vaya conociendo poco a poco. Esta es la razón por la que La Máquina Camaleón y Da Pawn ahora son las más grandes, pero se ha perdido”.

  • “Me quiero ir a vivir a México el próximo año. En este momento estoy ahorrando para eso”.