Morat: Entre llamadas perdidas, canciones y cervezas

  Ocio

Morat: Entre llamadas perdidas, canciones y cervezas

Desde Bogotá, Expresiones conversó con el cuarteto sobre su nueva etapa musical.

Morat
Morat para su sencillo Llamada Perdida.Universal Music Ecuador

A las ocho y media de la mañana los chicos de Morat ya se encontraban en el lugar donde se reunirían con la prensa colombiana e internacional. Su cambio de look era lo que más resaltaba. Por ejemplo, el platinado del pelo de Martín iluminaba la sala y la conversación entre los chicos fluía como si estuvieran en la sala de su casa.

Poses aquí no había. Su amistad se siente y la transmiten a todos los presentes. Saludan calmados, pero esto no oculta la emoción que tienen de hablar de su nuevo sencillo. Cuando les contamos que somos de Ecuador, les saltó una sonrisa. Y es que aquí tendrán una de las primeras fechas de su ¿A Dónde Vamos? Tour 2022 por Sudamérica. Y lo que es aún mejor, lograron ventas totales de forma inmediata, por lo que tendrán tres fechas. Por eso les enviaron efusivos agradecimientos a sus fans antes de esta charla, que muestra la evolución del grupo y su sonido.

Los Morat fueron soltando detalles de la producción de Llamada perdida, con la que han ido explorando con instrumentos retro, tanto en lo sonoro como en lo visual. Los sintetizadores y los vinilos son ahora parte de su proyecto. ¿Hacia dónde va Morat luego de 10 años de trayectoria? Aquí lo explican Simón y Martín Vargas, Juan Pablo Villamil y Juan Pablo Isaza.

Pablo López

Pablo López: “A la música no hay forma de serle infiel”

Leer más

¿Quién de los cuatro fue el masoquista que no dejaba de llamar y así dio origen a Llamada perdida?

S: No es una canción autobiográfica. Es más bien un sentimiento que nos ha pasado a los cuatro y que habla de una relación terminada muy difícil. Esos primeros días te dan la sensación de ser muy intensos y de quererlo dañar todo de verdad. Nosotros creemos que la canción es una guía para ser un pésimo exnovio y no recomendamos que la gente haga esto. Preferimos hacer una canción a ser ex intensos.

La canción se presta para describir esto del ‘ghosting’, la forma con la que se puede desaparecer en redes sociales si no se quiere seguir en una relación…

JPV: Yo creo que de más pequeño me pasó que fui yo el que desaparecí y también desaparecieron sin más rastro. Pero esto demuestra la falta de madurez que tienes para afrontar tus sentimientos.

JPI: Una experiencia así tiene muchos matices, pero si ya ves que hay falta de interés, no puedes seguir y esperar que pase esto.

S: Me parece interesante esta percepción de la canción. Cada día está más claro que eso no se hace, pero también entiendo que cuando uno es pequeño tiene pocas herramientas para comunicar claramente las intenciones dentro de una relación. Es bueno aprender a tener mejores relaciones.

¿Alguna vez se han lamentado de alguna llamada perdida?

JPI: Yo sí me lamento de muchas. Más las que se me han marcado sin culpa. Pero siempre queda la duda de saber si sí pasó, porque uno cuelga rápido. Entre nosotros hemos hecho la prueba de marcar y cerrar enseguida para probar si queda registro.

S: En WhatApp antes pasaba mucho cuando la foto de perfil estaba cerquita del botón de llamada. Era algo muy ‘dramático’.

Ya en lo musical ¿cómo fue el trabajo de producción de este tema?

JPI: La canción la hicimos con Mauricio Renjifo (de Cali & El Dandee) y Andrés Torres. Juntos nos encargamos de la producción. Trabajar con ellos fue increíble, además de que Mauricio conoce perfectamente lo que queremos hacer. El tema salió en uno de esos viajes a Los Ángeles solo para crear canciones. Mi parte favorita del año.

Pancho Piedra

Pancho Piedra: El Mago se alista para prender la fiesta en el Estéreo Picnic

Leer más

Más del cuarto disco

En julio del año pasado lanzaron ¿A dónde vamos?, su tercer álbum. Y en la última entrevista que tuvimos decían que ya tenían listo el cuarto. ¿Qué tan avanzado está?

M: Llamada perdida es un abreboca de lo que se viene con el nuevo disco. Hay muchas cosas diferentes. Lo fuimos a grabar a Los Ángeles y está hecho totalmente en cinta. Hay una intención muy importante de que hubiera sonidos distintos, pedacitos en las canciones con los que la gente se sorprenda. Hay mucha exploración sonora y este primer tema solo es el puente entre ¿A dónde vamos? y el nuevo trabajo.

JPV: Está casi listo. Teníamos más de 30 canciones, pero terminamos grabando algo más de 10 y estamos definiendo cuáles van a ir y cuándo va a salir. Esta canción sí se va a incorporar al tour.

¿Este set list cambia mucho?

JPI: Crear el nuevo tour ha sido interesante. Nosotros nos obstinamos con ciertas canciones que creemos que deben ir. Es que cada uno tiene una canción que guarda de manera especial. Lo más seguro es que vayamos a cambiar temas durante los conciertos y eso implica mucho más ensayo, pero creará emoción en los fans. Lo que más nos preocupa a nosotros es la energía del show, tiene que ser siempre vibrante.

¿Han pensado en cambiar de país como base? En España piensan que ustedes son de allá.

JPV: Sí, eso es cierto. Es que la gente tiene muy asociado a Colombia con el reguetón, y nosotros hacemos música distinta. Pero también es verdad que es difícil vivir en un solo sitio. Así que por temporadas estamos en España o en Estados Unidos, pero a nosotros nos gusta regresar a casa y pasar con nuestros seres queridos.

Retomando el tema del sonido, ¿por qué los años 80 marcan este cuarto trabajo?

JPI: Es algo muy técnico, pero es que todos los sintetizadores que usamos son analógicos y de esa época. No hay un teclado nuevo. Aunque parezca contradictorio, estamos huyendo de lo vintage. Y es que aunque estuvo de moda, ya no lo está otra vez. Queremos hacer una remembranza del pasado, pero sin que esté tan presente.

M: Además no solo está en la grabada de cinta, también todas las sesiones de fotos son con filme. Lo analógico está presente, pero tampoco hemos sacrificado calidad. Porque se suele pensar que lo vintage tiene algún factor de fallo. Por eso huimos de ahí.

Actualmente tienen más de 10 años como banda, pero si pudieran ponerle una edad física al grupo, ¿cuál sería?

M y JPV: Entre los 26 y los 27.

S y JPI: Entre los 15 y 17.

S: Estamos en un proceso de cambio y encontrando lo que a nosotros nos gusta. Creemos también que Morat ya está en edad de tomarse una cerveza.

Juanes Origen

Juanes le cantó a 15 mil amigos los temas que lo volvieron artista

Leer más

Los secretos de su videoclip

Llamada Perdida cuenta con uno de los videos más conceptuales de la banda. El audiovisual fue creado por la productora The Panda Bear Show y dirigido por Mendo. Como está cargado de referencias y metáforas los chicos de la banda explicaron que cada persona le puede dar su interpretación pero para ellos el mensaje es el proceso de despedida de una relación. “La escena del final y la gente corriendo hace referencia a lo que vivimos y cómo nos sentimos justo en el momento en el que ya hemos dado por terminada la relación. Es algo de lo que no somos muy conscientes. Entre nosotros, que hablamos seguido de nuestras decepciones, siempre decimos que a veces recordamos con efectos. Esto es producto de la idealización que tenemos de la persona”, explica Isaza.

Simón acota lo siguiente: “La chica flotando es la pareja endiosada, como la recordamos. Y es a lo que siempre queremos regresar cuando ya no tenemos nada. Pero justamente es de lo que tenemos que huir para poder olvidar. Por eso la gente corre en esa casa antigua. También representan a las personas que pasaron por nuestra historia”.