Los realitys: Distraen de la realidad que se vive para enfrentar otra

  Ocio

Los realitys: Distraen de la realidad que se vive para enfrentar otra

Las mujeres y los más jóvenes son los que ven 'El poder del amor', espacio del Canal del Cerro.

Mare Cevallos
La actriz Mare Cevallos. Cortesía

No solo en Estados Unidos o Europa, también en Ecuador el término ‘reality show’ se ha popularizado. Es una expresión inglesa que se traduce como espectáculo o demostración de la realidad. Se refiere a un formato televisivo que intenta mostrar sucesos reales que le ocurren a la gente común en un determinado ambiente. 

Andreína Bravo

El Poder Del Amor: "Mare Cevallos me tiene bloqueada", según Andreína Bravo

Leer más

Una de las características es que sus protagonistas son individuos reales, no personajes de ficción. Estos se reúnen en un mismo espacio físico y deben convivir ante las cámaras. Los televidentes pueden observar qué ocurre.

Por lo general, los productores intentan escoger gente con perfiles diferentes y temperamentos fuertes para que surjan conflictos entre ellos. Así se vende más. El reality más famoso del mundo es 'Big Brother' (Gran Hermano) y Ecuador tuvo su versión en 2005.

Desde el 16 de agosto, Ecuavisa presenta 'El poder del amor' a las 14:00, con emisiones nocturnas y los fines de semana. En este se ve qué tan dispuestos están los participantes de diferentes países para conquistar el corazón de alguien más. En Estambul, Turquía, comparten una casa durante ocho horas diarias. Ecuador tiene dos representantes Don Day y Mare Cevallos. La tercera era Andreína Bravo. Ya salió.

Andreína Bravo
Andreína Bravo salió de 'El poder del amor' y volvió al país.Cortesía

Según Miguel Montalvo Bernabé, Managing Director, Havas Media Ecuador, “desde hace algún tiempo la gente prefiere más la vida real, o en teoría la vida real, en la era de las redes sociales se busca los influencers que se muestran más auténticos o cercanos y los realitys quieren acercar las vivencias y reacciones sin libretos, más espontáneos y naturales. Las audiencias quieren vibrar en la misma sintonía que los personajes, estas personas se ven reales, se ven como los amigos, pero también hay los buenos y los malos, como en la vida. 

Andreína Bravo

El Poder del Amor: "Volveré si ustedes lo permiten", asegura Andreína Bravo

Leer más

Ya no se ven como el 'Gran Hermano' o estos formatos anteriores donde la polémica y la confrontación es a la orden del día, es más una forma de compartir sentimientos, como cuando se ven en redes sociales, más naturales”.

A decir de la productora Niurka Moncayo, “los realitys atrapan audiencias porque las personas que los consumen se identifican con las que allí aparecen. Lo que vemos, pese al show de las personalidades que puede armarse, genera identificación con conflictos amorosos. Además en los actuales momentos en los que la gente consume redes sociales, las audiencias no buscan consumir enlatados, ficciones o telenovelas, sino más bien productos que consideren reales”.

El presentador y exparticipante del reality 'Escuela de famosos', Nicolás Espinosa, comenta “no es un fenómeno ecuatoriano sino latinoamericano y es gracias a nuestra educación y cultura, además de la influencia que marcan ahora las redes sociales que nos tienen hipnotizados, que sean un boom estos programas. Dime qué información le metes a tu cabeza y te diré quién eres”.

Nicolás Espinosa
Nicolás con Don Day en 'Escuela de famosos'.'Archivo

El también coach, añade, que “las personas que ven estos espacios no están preocupados por ver algo más, tratan de entretenerse con lo que hay y las televisoras colocan en pantalla lo que la gente quiere ver según su nivel intelectual y educacional, no puedes poner algo más educativo porque no lo consumen, o te subes a la ola o mueres ahogado. Quien tiene el tiempo para verlos tal vez quiere vivir esa vida o escapar de las suya. No es un tema de los creadores o del canal, ellos están ofreciendo un producto que la sociedad está consumiendo”.

Don Day

El Poder del Amor: Don Day, puro show

Leer más

El sociólogo Fabricio Medina sostiene que “el público se engancha en este tipo de propuesta televisiva, justamente por la demostración de un experimento social, enmarcado en un determinado espacio físico con personas que, de una u otra manera, tienen cierto grado de simpatía en segmentos de la sociedad, ya sea en la farándula, arte musical, programas de TV, entre otros. Sumado a esto, la interacción social de hechos ‘reales’ como peleas, insultos, traiciones, chismes o escenas de romanticismo, genera que los observadores se sientan atraídos”.

“Usan, transmiten y comparten emociones que no son las adecuadas”

Según el psicólogo Gino Escobar, “existe una gran necesidad de la audiencia de identificarse con realidades que ellos viven o quisieran vivir. Estos programas fueron diseñados con la intención de acercar a la audiencia a algo más característico con su realidad y no a un nivel de fantasía muy abstracto. Los que se exponen en un reality show supuestamente intentan ser ellos mismos, pero generan cierto tipo de acciones que van distorsionadas. Usan, transmiten y comparten emociones que no necesariamente son las adecuadas. 

El analfabetismo emocional que hay en ellos y en la audiencia hace que se sintonicen y construyan una verdad como si esta fuese tal cual. La gente invierte tiempo en la televisión para, entre comillas, aliviar el estrés, salir de la rutina o entretenerse. Este tipo de espacio nos distrae de la realidad que vivimos para enfrentar otra. 

La inversión de tiempo es la que puede ser cuestionable, pero es una inversión tanto de los que crean como de los que son cautivados y captados para su audiencia. Es como pescar: la carnada, la caña y el pescador. Todos son pescados de una u otra forma. 

El reality es una representación de lo que la sociedad demanda, puede servir inclusive para medir cómo trabajar algún tipo de prevención en relaciones de pareja o manejo emocional. La sociedad que consume estos espacios, muchas veces tiene un alto nivel de manejo inadecuado de emociones y excesos. 

Don Day

El Poder del Amor: Don Day utiliza su carisma, lenguaje popular y don de galán de barrio

Leer más

Los desbalances emocionales juegan entre la realidad y la ficción, inclusive los actores necesitan involucrarse en los personajes. Si no fuimos educados emocionalmente en la infancia o en la adolescencia, lo que se mostrará es un criterio desordenado o educado pobremente de manera emocional”.

El rey de todos

'Big Brother' fue idea del empresario neerlandés John Mol, quien quiso reunir a un grupo de desconocidos en una casa sin ningún tipo de lujos en 1999 y vigilados las 24 horas del día. En 2003, Ecuador tuvo su versión, producida y emitida por Ecuavisa. La casa estudio se encontraba en Buenos Aires, Argentina. El ganador fue David Burbano, El Lobo.

David Burbano.
David Burbano ganó 'Gran Hermano' Ecuador.Archivo

Mientras que 'Gran Hermano del Pacífico' involucró a tres países: Chile, Perú y Ecuador. Su única temporada comenzó el 11 de junio de 2005. La casa estudio estaba ubicada en Bogotá, Colombia. Fue producido por Endemol y contó con ATV de Perú, Telesistema de Ecuador y Red TV de Chile.

“Una linda experiencia, pero de una sola vez”

El ecuatoriano Juancho López sostiene que cuando él ganó 'Gran hermano del Pacífico' (2005) no existía la costumbre de participar en estos espacios. “Solo se veía 'Big Brother'. Entonces yo era modelo y bailarín, me pareció estratégico ingresar y aparecer en TV de una manera fácil. No había que tener ningún talento, más que la personalidad, exponerse y lograr fama. Me iban a conocer más y a contratar más. Ya en la casa todo cambió porque fue una lucha de todos los días. 

Roberto Manrique

Talentos locales abren su corazón y expresan su orientación sexual

Leer más

Fue una linda experiencia, pero de una sola vez. Es traumático estar encerrado, sin saber nada del mundo exterior, ahora lo pensaría mucho por mi salud mental, hay que estar muy equilibrado para tolerar lo que se genera. Si se trata de un reality de competencia, como el baile o mostrar un talento, es diferente. Solo por eso regresaría a un programa de aquellos, además me encanta la TV. Exponerme nunca me ha molestado porque siempre he sido una persona real y nunca me ha gustado ocultar nada. Me da pereza actuar como alguien que no soy.

Juancho López
Juancho López.Archivo

Antes no existían las redes sociales, si entonces hubiesen existido sería multimillonario con la convertibilidad monetaria que tienen. Había Mensajea y la gente tenía que gastar para mandar un voto. Ahora los realitys se basan casi un 99 % en las redes sociales”.

Las mujeres y los más jóvenes lo ven...

A propósito de 'El poder del amor', Miguel Montalvo Bernabé dice que este reality lo consumen mujeres de 18 años en adelante. “Es el target que proporcionalmente está respondiendo de mayor medida al espacio. Luego, muy de cerca, están los jóvenes de 12 a 17 años. Tomando en cuenta el formato del programa, parece natural que estos grupos sean los más atraídos. Un poco menos de rating se tiene con los hombres de 18 años en adelante. Las mujeres, por ejemplo, ven más los espacios de la tarde. En el caso de los jóvenes son más volcados en la tarde con mayor medida vs. los horarios de la noche”.

Además el experto manifiesta que las marcas generalmente van donde la audiencia está y, siendo un nuevo formato y como llama la atención por ser de varios países, hay marcas que apostaron por impactar a esta audiencia. Hay algunas que se notan que son auspiciantes y en el corte comercial hay otras que deben tener varios niveles de participación dentro del reality o simplemente se muestran en los cortes como cuñas sueltas”.

Alejandra Jaramillo

Efraín Ruales: Nachita, Alejandra y sus amigos, lo recordaron en su cumpleaños

Leer más