Asambleístas en funciones

  Cartas de lectores

Asambleístas en funciones

Existe un asambleísta elegido democráticamente que devenga su sueldo y que ha demostrado con pruebas los negociados y actos de corrupción que se hicieron en los dos gobiernos anteriores y lo suspenden 31 días, sin derecho a su sueldo.

¿Quiénes eligieron a los asambleístas? Son una vergüenza. Encuestadoras preguntaron si los asambleístas actuales gozan de aceptación y credibilidad y la respuesta es de apenas 8 %. Pretendieron destituir al presidente por “grave conmoción nacional”. Luego aprobaron la ley que creó más impuestos, junto con el Gobierno. Pero a renglón seguido le negaron la aprobación al mismo Gobierno de la ley de Inversiones, que podría atraer capitales extranjeros. Y siguen los camisetazos y el cobro de diezmos. Pretendieron posesionar al elegido superintendente de Bancos y el presidente de la República cerró con la fuerza pública al organismo; el funcionario nunca se posesionó. Tras casi dos meses de elegido, recién posesionaron legalmente al nuevo procurador del Estado. No han nombrado defensor del Pueblo ni elegido al contralor. Ahora destituyeron a cuatro vocales del CPCCS con el propósito de designar a dedo a las nuevas autoridades de control para, una vez elegidas, hacer de las suyas. Pero les salió el tiro por la culata: un juez de garantías penales aceptó a trámite la acción de protección presentada por los cuatro vocales. Existe un asambleísta elegido democráticamente que devenga su sueldo y que ha demostrado con pruebas los negociados y actos de corrupción que se hicieron en los dos gobiernos anteriores y lo suspenden 31 días, sin derecho a su sueldo. ¿Por qué en la consulta popular no se pide la destitución de los asambleístas en funciones?

Roberto Flores