El fútbol y el tenis, aquí y en el exterior

  Cartas de lectores

El fútbol y el tenis, aquí y en el exterior

En el deporte blanco jamás se agreden entre deportistas, no les pegan a los árbitros y tampoco clausuran sus escenarios por mal comportamiento de sus hinchas

No hay que confundir la verdad con la opinión de una mayoría. Aunque no lo digan, a los dueños del fútbol debe preocuparles que el tenis esté quitándole adeptos. En el deporte blanco jamás se agreden entre deportistas, no les pegan a los árbitros y tampoco clausuran sus escenarios por mal comportamiento de sus hinchas. Esta afirmación tomó mayor fuerza el día que Roger Federer dejó que sus lágrimas rodaran alegres por sus mejillas. Los 17.800 aficionados que pagaron su boleto para la despedida del deportista solo quemaron incienso por un hermoso legado que va dejando el suizo. Federer sabe que los seres humanos no podemos ser dueños de nuestros propios sueños. Y con la decisión de salir a tiempo donde acunó sus triunfos, pudo zanjar el miedo a perderlo todo. El tenis se practica sobre pista rectangular compuesta por distintas superficies, y no fue sino hasta el siglo XVI que comenzó a utilizarse raqueta de madera en vez de las manos, como se hacía antes. Empero, algo que me preocupa es que mientras en la lista de leyendas del tenis aparecen los Nadal, Djokovic, Mc.Enroe, Connors, Borg, Emerson, Laver, etc.; en cambio no vemos la razón para que no conste Francisco Segura Cano, quien ganó 3 títulos mundiales y es inventor del golpe con ambas manos. El tenis ecuatoriano tiene un rico historial con Olvera, Zuleta, Guzmán, entre los más veteranos, hasta que llegó Andrés Gómez, Lapentti y los nuevos pinos como Emilio Gómez, Quiroz, Escobar y Andrade. Además, la FET activa permanentemente en la Copa Davis y también convoca para que se realicen programas por categorías, en tanto su dirigencia espera de manera paciente que cambie la Ley del Deporte, para que no sea solo un canto de sirena.

José Emilio Ruiz Ortiz