La importancia de la figura paterna en la vida de hijos e hijas

  Cartas de lectores

La importancia de la figura paterna en la vida de hijos e hijas

El papá es el primer amor de una niña, suele decir la frase, y hay mucho de fondo en esas palabras

La presencia del papá es muy importante para los hijos, pues aparte de ayudarlos a interiorizar su masculinidad, les da firmeza, aumenta su autoestima, los alimenta espiritualmente con su sola presencia, brindando el afecto propio de su naturaleza masculina. Las hijas también necesitan de la figura paterna. El papá les brinda seguridad, confianza, tranquilidad, y su presencia aumenta su autoestima. Esta reflexión no es solo para papás que viven en la casa junto a ellas. También para los que por alguna circunstancia no viven con sus hijas por una separación. El papá es el primer amor de una niña, suele decir la frase, y hay mucho de fondo en esas palabras. Ellas observan y escuchan para aprender a conducirse y relacionarse con los varones que encontrarán en su vida. De ahí la importancia de que el papá no sea violento, agresivo ni abusivo. Si ama a sus hijas, las criará para que ellas se relacionen con hombres que las tratarán igual o mejor que lo que él las trató cuando niñas. La visión del padre y sus comentarios hacia su figura ayudará a las pequeñas a entender y saberse bonitas, fuertes, y que lo que se propongan lo pueden lograr; que no deben esperar a gustar a todos y que su cuerpo debe ser respetado por otros, porque su papá así lo hizo con ellas y así les enseñó. Las mujeres adquieren la fuerza del padre porque él es su gran respaldo.

Mario Monteverde Rodríguez