Al jefe de Estado

  Cartas de lectores

Al jefe de Estado

A todos recomiendo su lectura, en especial al jefe del Estado.

Leyendo con mucho interés recordé y entendí el poema Alfabeto para un niño de nuestro amado, excelso y magnifico compatriota José Joaquín del Olmedo. Con afecto y gratitud similares recuerdo a mis magníficos profesores en todos los niveles de instrucción, del Rita Lecumberri, escuela Luis Vargas Torres, colegio Vicente Rocafuerte. Dice así: Amor de patria comprende cuanto el hombre debe amar: su Dios, sus leyes, su hogar y el honor que los defiende. Bondad; el que la merece con ánimo siempre igual, ni se abate con el mal, ni en el bien se ensoberbece. Candor, en toda expresión callar lo más que pudieres; muy cortés con las mujeres, pero sin afectación. Dios es el sabio Criador, que conserva y ama al hombre, sea cual fuere su nombre, condición, secta y color. Estudio y aplicación, forman a la juventud y emulación de virtud, sin envidia ni ambición. Franqueza, nunca indecencia, usa en la conversación; disimulo y no ficción; libertad, nunca licencia. Gratitud siempre al favor, es un deber justo y grato, y es por eso el hombre ingrato, un monstruo que da horror. Honor es en sumo grado, el alma del ciudadano; sin honor es miembro vano, o pernicioso al Estado. Sigue…

A todos recomiendo su lectura, en especial al jefe del Estado. Que sea un hombre probo escogido por un sistema de consulta popular el que después de un año de gobierno provisional convoque a elección para elegir a quienes deban dirigir el país a nivel de todos los poderes del Estado.

Ing. Jorge R. Morán M.