Columnas

¿Quién es el responsable?

"El país “queda mal”, sí, pero alguien es responsable de ello. Enderezar lo torcido y sacarlo adelante estará ya en manos de quien gane las elecciones este domingo"

En una publicación de Twitter el presidente de la República afirmaba que “la irresponsabilidad ciudadana provocó el aumento de casos COVID-19”. No resulta extraña en nuestro país una declaración de este tipo. Estamos acostumbrados a que nadie asuma la responsabilidad por las cosas que suceden. Si en una construcción una pared está torcida, nadie es responsable, simplemente “quedó torcida”. Si un puente se cae, es porque “quedó mal hecho”. Aquí las cosas “quedan”, nadie sabe por qué ni a quién atribuirle la responsabilidad. Y si esto no funciona, siempre se puede echar la culpa a un tercero.

Es evidente que hay un grado de corresponsabilidad ciudadana en la expansión de la epidemia, pero, le pregunto al presidente: ¿es responsabilidad de los ciudadanos que, en el último año, y a pesar de la emergencia sanitaria, no se haya abierto un solo hospital? ¿Son responsables los ciudadanos de que no se hayan hecho pruebas masivas ni seguimiento a los contagios? ¿Son también responsables por la falta de medicamentos esenciales en los hospitales? ¿De la falta de camas en las UCI? ¿Corresponde a los ciudadanos controlar la criminal especulación y tráfico de medicinas y de tanques de oxígeno? ¿Eran los ciudadanos los que tenían que hacer un plan de vacunación o los ineptos de sus ministros? ¿Tenía que estar el plan en la mente de los ciudadanos (o del ministro, según usted declaró) o en documento público que hasta ahora no se conoce? ¿Son los ciudadanos los que deben responder a la pregunta del ministro de Salud quien no sabe cuántas dosis de vacunas hay? ¿O a la “discrecionalidad” en la aplicación de las vacunas? ¿No son estas las causas del aumento de los casos y de los fallecimientos? ¿Quién es el responsable? ¿Los ciudadanos o usted?

Mientras tanto, la economía sigue paralizada y seguimos con la expectativa de un difuso plan de vacunación. El país “queda mal”, sí, pero alguien es responsable de ello. Enderezar lo torcido y sacarlo adelante estará ya en manos de quien gane las elecciones este domingo. Ojalá los ciudadanos no se vuelvan a equivocar.