Columnas

Goleados

"...el inspeccionar y abordar sus embarcaciones no lo permitirán, así el Acuerdo de Nueva York lo permita en los artículos 21, 22 y 23"

Unos minutos pasadas las 16h00 del jueves 6 de agosto, esperaba conocer el pronunciamiento del embajador de China en Ecuador.

Él quería hablar, eso estaba claro, y están preocupados por su imagen. Puntualizó: 1) China y la pandemia; 2) China y la pesca en alta mar; 3) China como mercado de exportación de camarones del Ecuador.

Me referiré al numero 2, no sin antes compartirles que China quiere construir una comunidad global en vista de lo vivido en la pandemia; y toman sentido las palabras de Abelardo Pachano acerca de que es el mayor financista del mundo, pasando a los organismos multilaterales. Ecuador es uno de sus beneficiarios.

Sobre el segundo tema, ha habido 4 conversaciones con el canciller y vicecanciller, y la del miércoles fue la que reveló una propuesta al Ecuador sobre veda, inspección de embarcaciones, sanciones y conversaciones en organismos multilaterales como el del Pacífico Sur.

El embajador románticamente se embarcó a decir que las islas Galápagos son un valioso patrimonio natural de la humanidad y que entiende nuestra preocupación; que son unas perlas en el mar y merecen la pena los esfuerzos mancomunados de protección.

Aseguró que China es estricta en sus regulaciones pesqueras y en el control, con una política de tolerancia cero a comercio ilícito y pesca ilegal; y que estos barcos en alta mar aplican medidas como informe diario de su jornada pesquera. Ya al grano, da la bienvenida al Ecuador para que informe sobre comportamientos no adecuados de embarcaciones con bandera China, y que ellos, no nosotros o terceros veedores, son los que tomarán medidas de control y sancionatorias al respecto.

Con esta primera propuesta ya nos dice que el inspeccionar y abordar sus embarcaciones no lo permitirán, así el Acuerdo de Nueva York lo permita en los artículos 21, 22 y 23.

Luego se autoimponen una veda anual del 1 de septiembre al 30 de noviembre, donde las embarcaciones no pescarán en el lado oeste de la ZEE de Galápagos; y claro, conocen que Cancillería jamás ha ido a una sola reunión internacional de asuntos marítimos o pesqueros y que no saben que esa es una oferta maliciosa; julio y agosto son vitales, tanto por la mayor influencia de la corriente de Humboldt y por ende alimento para la biodiversidad marina migratoria o no, así como la migración evidente de cetáceos, e igual pescarán en lado norte, sur y este.

Terminó su oferta con ir hacia la organización pesquera del Pacífico Sur, a la que China y Ecuador pertenecen, y ambos promover el uso sostenible de recursos pesqueros; tomará unos años pero es loable.

Y repetidamente mencionó el Principio de Respeto Mutuo. Y nunca mencionó el Principio de Precaución, seguro por conveniencia. La Convemar dice respecto del primero que la investigación científica marina se realizará exclusivamente con fines pacíficos, que no interferirá injustificadamente en otros usos legítimos del mar, y no constituyen fundamento jurídico para ninguna reivindicación sobre parte alguna del medio marino o sus recursos. Es decir, “cachorreó” a Ecuador, que no ha contrapropuesto nada.

Creo que presenciamos la mayor goleada recibida por nuestro país: Ecuador 0 - China 260. Y un manejo geopolítico impecable.