Columnas

Imposible, hasta que se logra

'Esta es la oportunidad para mostrar de qué estamos hechos'.

Ecuador saldrá adelante. Tenemos que esforzarnos para lograrlo. Parece imposible, pero no lo es. Como dijo la OMS, contra este tipo de pandemias hay que actuar. Avanzar. Puede que nos equivoquemos en algunas tácticas, pero debemos corregir de inmediato. Estos son momentos en los que vemos lo mejor y peor de los seres humanos. Insto a que seamos solidarios y cuidemos nuestra salud. No salgamos de casa a menos que sea absolutamente necesario. Si nos cuidamos individualmente, estamos previniendo la salud de la colectividad. Quedarse en casa es fundamental. Pasar esto rápido y así apoyar a quienes viven de lo que logran diariamente y que hoy no pueden conseguir recursos para subsistir. Será un trabajo en equipo. Nadie puede aprovecharse. Este no es el momento de imponer impuestos como salvaguardias, timbres cambiarios o cualquiera de sus parientes. Es la oportunidad para evitar que los precios crezcan. Hay que bajar aranceles y reducir trámites para importar insumos médicos como guantes y gorros quirúrgicos, mascarillas, trajes especiales y demás implementos que se requieren para evitar el contagio y controlar la enfermedad. Concretar el apoyo de China para que nos ayude en esta emergencia. Es el momento para asegurar que la banca pública pueda inyectar liquidez en los medios de producción para garantizar el aprovisionamiento, evitando inconvenientes para cuando hayamos vencido la enfermedad. Es la ocasión para diferir o aplazar las obligaciones con el IESS, SRI Senae, banca pública y privada. Las empresas requieren liquidez para funcionar en circunstancias extraordinarias. Las empresas grandes deben dar crédito a sus clientes y socios estratégicos. Eso mostrará humanidad que fideliza para siempre. Evita que las personas se sientan vulneradas. Esta es la oportunidad para mostrar de qué estamos hechos. Las acciones que adoptemos ante la adversidad permiten resaltar a los estadistas y a los mejores ciudadanos. Saldremos adelante. Fortalecidos como país. Cuidémonos los unos a los otros, al final, somos lo mismo. Un abrazo fraterno.