Columnas

Reacción tardía I

'Estas experiencias me han hecho recapacitar y eso lo expresaré en mi próximo editorial en el que haré algunas reflexiones'.

Me bauticé y confirmé en la función pública como Jefe Provincial de Salud del Guayas, Director del Hospital del Niño y Ministro de Salud.

En la primera, tuve que equipar a 60 puestos de salud y conseguí un 35 % de bonificación en beneficio de ellos; como Director, fue necesario equipar con 30 máquinas de escribir a la consulta externa, donde por primera vez se iban a organizar los expedientes a máquina para evitar el tener que interpretar la letra ilegible de muchos facultativos.

Se adquirieron además 3 máquinas de carro grande para las “sabanas” con las que se informaba acerca de las actividades económicas y complementariamente, se compraron 6 máquinas de calcular.

El Jefe de ventas de la empresa que actualmente gerencia una estación de servicio en Urdesa, me manifestó que había una comisión por dicha compra, la cual era “totalmente legal” puesto que estaba ya presupuestada, habiendo yo aprovechado la misma, agregando 3 maquinas de escribir y una calculadora adicionales y el reloj marcador para control del personal.

Como Ministro de Salud, entre las muchas adquisiciones, estuvo la compra de 20 chasises cabinados F350 para las 20 provincias del país. El jefe de compras del MSP me trajo las cotizaciones, habiéndole indicado yo si podía hacer alguna gestión personal para mejorar los precios, a lo cual me respondió que eso no era de mi competencia puesto que yo era un muy “alto” ejecutivo y que de eso se encargaban los funcionarios.

Haciendo caso omiso de sus palabras, me dirigí a la distribuidora y le pregunté al gerente de ventas: “a calzón quitado, dígame cual es la comisión”; el se sorprendió en atención a mi posición jerárquica, pero me respondió que era la misma que me había mandado a ofrecer con dicho jefe y que era de 2 chasises adicionales o su valor en efectivo.

Llamé a una secretaria y le hice inscribir a máquina los 20 chasises, agregando en la misma factura que la distribuidora obsequiaba 2 chasises adicionales al MSP. Estas experiencias me han hecho recapacitar y eso lo expresaré en mi próximo editorial en el que haré algunas reflexiones.

Y sigo andando…