Editoriales

Al trabajo... cuidando la vida

"Nos llega junio, con ánimo de trabajar y teniendo claro cómo cuidarnos".

Luego de una larga cuarentena era de esperar que un amplio porcentaje de ecuatorianos esté desesperado por volver a las actividades productivas. En especial los sectores de bajos ingresos que no cuentan con capacidad de ahorro, poniendo en riesgo contagiarse o infectar a otros, cuando sintieron la pulsión del hambre y aún con semáforo rojo, salieron a la calle a buscar la vida a riesgo de encontrar la muerte, al menos en acuerdo con el discurso oficial que circula entre nosotros. Complejos son los asuntos vinculados al coronavirus y son visibles los diversos tipos de intereses que se mueven a su alrededor. Un dilema como el resumido en aquello de: la bolsa o la vida, queda probado como falso dado que sin comida no se preserva la salud y no hay comida para todos, ni siquiera por una semana, en esta época de crisis fiscal o en cualquier época, pues no es hábito nacional el tener reservas alimentarias.

Con la posibilidad de salir a trabajar que abre el semáforo amarillo, lo importante es protegerse y evitar que se produzca un rebrote que nos haría volver al semáforo rojo, copando de nuevo la capacidad hospitalaria, con gran costo de vidas. Por eso, al regresar al trabajo no se debe descuidar la mascarilla, el alejamiento físico y el lavado de manos. Hagamos el esfuerzo de cuidarnos.