Editoriales

De la ilusión a la certeza

"Pensando con el deseo ni se interpreta bien la realidad ni se entiende cómo superarla"

Los acontecimientos de Chile que llegaron a increíbles manifestaciones de vandalismo y el previsible resultado electoral en Bolivia permiten observar cómo en América Latina determinados sectores poblacionales piensan -y actúan- con el deseo. ¿Qué pasa en Chile? El modelo impuesto por la dictadura de Pinochet, que fue continuado en relativa paz por los gobiernos de la Concertación permitió un evidente crecimiento económico que, aunque mejoró la calidad de algunos servicios no logró adecuados mecanismos de redistribución. Si a ello se le suma elevados niveles de endeudamiento a partir de créditos educativos, y tensiones con los grupos ancestrales, la mezcla resulta fácilmente explosiva. La certeza: en Chile pese a todo, hay un profundo descontento que, de momento se busca saldar superando la Constitución heredada por la dictadura. En cuanto a Bolivia, la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) era lo por acontecer. La población indígena es mayoritaria y está unida. De los grupos afines al denominado socialismo del siglo XXI, la mejor conducción económica fue la de Bolivia, precisamente con el candidato ahora ganador, en el Ministerio de Finanzas. Su binomio fue completado con un histórico dirigente. La oposición en cambio compitió dividida. La moraleja es fácil de entender.