La política del reciclaje

  Editoriales

La política del reciclaje

Hay que abrir el círculo lo suficiente para que buscar un reemplazo con experiencia para que asuma un alto cargo no se convierta en un ‘tapar un hueco abriendo otro’.

El nombramiento del nuevo ministro del Interior sorprendió a más de uno. Es prematuro evaluar su gestión y no es ese el cometido en este momento. No obstante, lo que sí devela su designación es que el círculo del primer mandatario es tan exclusivo que, ante algún cambio de fichas en su gabinete, se ve obligado a destapar un hueco para cubrir otro. En otros palabras, a reciclar. El nuevo ministro es un funcionario heredado de la anterior administración. También lo fue su antecesor, quien se desempeñó como comandante general de la Policía durante el funesto paro nacional de octubre de 2019. Asimismo, tras la salida del anterior ministro de Economía, el mandatario acudió al entonces gobernador del Guayas para llenar esa vacante, dejando en su lugar a un encargado que oficializó luego de un mes.

Hay que trabajar con personas de confianza, nadie lo discute. Pero también hay que abrir el círculo lo suficiente para que buscar un reemplazo con experiencia para que asuma un alto cargo no se convierta en un ‘tapar un hueco abriendo otro’. Que la lealtad hacia el mandatario sea un factor importante, sí, pero nunca por sobre la experiencia. Para no volver a ver a un economista manejando la defensa nacional o las relaciones internacionales, o a un poeta gestionando la política agrícola.