Daños e incertidumbre por reciente lluvia en la capital

  Quito

Daños e incertidumbre por reciente lluvia en la capital

En Santa Clara del Común se registraron las afectaciones.  Varios vecinos perdieron sus enseres de hogar por el lodo. No hubo muertos ni heridos

WhatsApp Image 2022-08-01 at 3.22.12 PM
Afectaciones. En Santa Rosa de Pomasqui también hubo tres casas afectadas. Vecinos están molestos por la falta de respuesta de las autoridades.Karina Defas

Carlos Gavela se cuestiona el hecho de haber salido con vida tras las inundaciones en Santa Clara del Común, en Pomasqui, al norte de Quito. La tarde del domingo, un descomunal aguacero dejó su casa sumergida bajo el lodo. Y a él, con la duda de si no habría sido mejor morir a tener que vivir con el dolor de “perderlo todo”, una vez más.

Entrevista a Superinte (8534512)

Jueza anula la designación de Raúl González como superintendente de Bancos

Leer más

Es la tercera vez que esa comuna, que alberga a más de 20 familias, queda destruida por el agua. Vecinos cuentan que la construcción de un puente (que luce en realidad como una alcantarilla) les ‘fregó’ la existencia hace siete años. Siempre se desborda cuando llega el invierno.

Durante la tormenta, a Gavela debieron sacarlo por el techo de la pequeña vivienda de bloque. Él se negaba a dejar a sus seis perros a merced de la ‘ola’ de barro. “Logré llevarlos hasta la loza de la casa comunal (situada junto a la suya). Tenía miedo de que me siguieran y murieran. Lo haría todo por ellos”, manifestó.

Lo perdimos todo. La maquinaria con la que mi esposo trabaja. Recién nos estábamos reponiendo.

Blanca Gavela, damnificada.

Siempre ha pensado que “¡donde come uno, comen dos!” y luego fueron seis. Los rescató del abandono, contó. “La gente tiene esa mala costumbre de dejar a los animales en la calle, es terrible”.

Pero no solo salvó a sus mascotas del lodazal, pues los cuatro animales de su hermana Blanca también terminaron a buen recaudo por su intervención.

Ayer por la mañana, sobre el tumbado de su vivienda había una carriola de bebé. Es de su hijo. Afortunadamente no estaba cuando cayó el ‘diluvio’.

Algo que sí lo entristece es que el retrato de sus padres fallecidos años atrás quedó destrozado. “Era una pintura al óleo. Mi único recuerdo de ellos”.

Los colectores no aguantan. Aquí no es como en el centro, las lluvias vienen con troncos y pencos.

Katia Vásquez, afectada

Pero sabe que su ñaña Blanca, quien fue diagnosticada con cáncer de seno hace cuatro años, la está pasando peor. “Perdí todas mis medicinas. Suman más de 400 dólares. No tengo nada. La ropa que llevo puesta me la prestaron”, lamentó.

Durán sin agua, entrega documentos Emapad

Emapad aporta con copias de contratos en proceso de fiscalización por agua para Durán

Leer más

Es la tercera vez que la lluvia la deja en ‘la calle’. Por la tormenta, la primera planta de la casa quedó cubierta de lodo. Apenas pudo salvar un par de pertenencias. Sus allegados le brindaron posada esa noche y alimentos a la mañana siguiente.

El hogar de Alicia Sigcha también quedó bajó una ola de lodo y escombros. “Me hinqué en el patio y dije: ‘Virgencita de El Quinche, ayúdanos que nos inundamos’”, recordó. Y la Madre de Jesús lo hizo, pues los cuatro miembros de su familia salieron ilesos. “En mis 53 años de vida nunca había oído los rayos de esa manera. Parecía el fin del mundo”.

Cuando Sigcha vio que la marea de barro se acercaba, trató de alzar la mayoría de sus pertenencias para que el agua no las alcanzara. Atrancó las puertas y hasta tuvo que meter a sus nietos y mascotas por una ventana. Sus conejos y cuyes no corrieron con la misma suerte. El corral donde los tenía fue sepultado por el caudal. “Yo quise salvarlos, pero mi esposo me dijo que ponía mi vida en peligro”, aclaró.