Postes, otras víctimas de los accidentes de tránsito

  Quito

Postes, otras víctimas de los accidentes de tránsito

Es alto el daño a las infraestructuras eléctricas en lo que va del año. También es elevado el costo que deben asumir los causantes de los siniestros

Accidente postes 2
Reacción inmediata. Dependiendo del tipo de estructuras afectadas, la Empresa Eléctrica debe enviar personal, material y otros recursos para la reposición de los elementos dañados.Ángelo Chamba

A Germán le dijeron que ‘tuvo suerte’. Hace algunos meses se vio involucrado en un accidente de tránsito en una de las avenidas del norte de Quito que, entre otras consecuencias, causó la destrucción de un poste de alumbrado eléctrico y el corte del servicio en varios barrios del sector.

En lo que va de este año, la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) ya ha atendido 370 incidentes en los que se han visto afectadas infraestructuras de este tipo, y las autoridades están preocupadas porque, a este ritmo, 2021 podría terminar con una cifra considerable de reposiciones.

La reparación de cada uno de estos postes tiene un valor promedio de 1.200 dólares, por lo que si se multiplica por los que han sido dañados en estos tres trimestres se estaría hablando de algo más de 400 mil dólares; pero el costo depende del tipo y función que haya estado cumpliendo el bien público.

Quito- verano- medidas

La llegada del verano activa varios frentes en la capital

Leer más

En el caso de Germán, la suerte consistió en que el poste con el que chocó era relativamente nuevo, no tenía instaladas luminarias entre sus aditamentos, contaba con pocos cables (y de bajo voltaje), por lo que los elementos que resultaron afectados fueron menos de los que regularmente tiene uno con varios años de funcionamiento.

“Cuando quise retirar de los patios de retención vehicular el automóvil, o mejor dicho lo que quedó de él, me enteré de que antes debía pagar varios rubros, entre otros, por los trabajos que tuvieron que hacer los técnicos de la Empresa Eléctrica. El valor fue de algo más de 900 dólares”, contó.

El automotor quedo prácticamente inservible por lo macizo de la estructura de hierro y hormigón del poste. Además de la deuda adquirida por el bien público, tuvo que vender el automóvil como chatarra. “Quede vivo de milagro”, señaló.

Jorge Revelo, jefe de Operación y Mantenimiento de la zona centro de la EEQ, explicó a EXPRESO que la cifra puede variar de forma drástica si la afectación incluye equipos muy costosos que la empresa tiene instalados, como transformadores y reconectadores que facilitan la protección y seccionamiento de la energía.

El técnico indicó que no solo se trata del arreglo del poste. También implica movilizar recursos de la empresa, el transporte, la mano de obra, los materiales, equipos. Una reposición considerada sencilla, en líneas de bajo voltaje, puede requerir la presencia de un grupo o cuadrilla de siete o nueve especialistas.

Pero si el daño incluye la reposición de aparatos de mayor complejidad, se puede multiplicar el número de operarios necesarios y, por lo tanto, los costos a ser cancelados por el conductor infractor. Algunas facturas han superado los cinco mil dólares.

“Se puede llegar a necesitar de dos grupos de mantenimiento de red aérea, grupos de líneas energizadas, de redes subterráneas. La complejidad del daño incrementa significativamente el personal y los costos requeridos”, precisó Revelo.

A eso hay que agregar que para hacer el arreglo de la infraestructura de energía, muchas veces es necesario cerrar las vías aledañas, lo que no solo implica enviar expertos de la empresa de electricidad, sino también agentes metropolitanos de tránsito.

Del total de incidentes atendidos hasta agosto, 213 se presentaron en la zona urbana y 157 en áreas rurales. En el Distrito Metropolitano de Quito se han identificado 16 sectores con mayor incidencia de choques contra postes (ver gráfico). Uno de ellos es la avenida Simón Bolívar, que conecta de norte a sur la ciudad, por el oriente, y es una de las que tienen más casos de accidentes de tránsito registrados.

Grafico postes
Sitios donde hay más accidentes que involucran postesExpreso

Precisamente en esa arteria María del Carmen y su esposo perdieron pista, por exceso de velocidad, y golpearon con fuerza uno de los postes, causando un daño severo a varios elementos del tendido eléctrico de la zona.

Ellos corrieron con menos suerte que Germán y la cuenta ascendió a algo más de 3.000 dólares. A María del Carmen le dieron la posibilidad, a través de un convenio, de ir pagando por partes en las facturas mensuales del servicio de electricidad.

Además de las severas heridas que les provocó el accidente y la pérdida total del automotor, asumieron la deuda, que terminaron de pagar recién a inicios de este año. Ella asegura que les dejó una lección que no podrán olvidar nunca.

Uno de los últimos incidentes se produjo en la capital el 3 de agosto pasado en el sector de los dos puentes en el sur de Quito. Un bus de transporte urbano, que al parecer perdió los frenos en plena bajada, impactó contra cinco automóviles y una motocicleta, dejando dos personas heridas.

Además se vieron directamente afectados dos postes de alumbrado eléctrico y otros de forma indirecta, lo que dejó sin el servicio de energía por varias horas a los moradores de la avenida 5 de Junio.

La reposición de un poste puede tomar a los técnicos de la Empresa Eléctrica Quito entre una y cuatro horas, dependiendo de la complejidad del trabajo. Y ese tiempo de ‘energía no vendida’ también es incluido dentro de los costos a ser cobrados al infractor.

La pandemia no dio tregua

La pandemia y las restricciones de movilidad no frenaron los accidentes en los que se vieron involucrados los postes de Quito.

En 2020, la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) atendió un total de 515 reportes de postes que fueron chocados, que representan $ 618.000 si se multiplica por el valor promedio de $ 1.200.

Jorge Revelo, jefe de Operación y Mantenimiento de la Zona Centro, explicó que entre marzo y junio, meses en los que las prohibiciones de movilidad eran más fuertes por la pandemia de COVID-19, se sintió una reducción drástica de este tipo de siniestros.

“Pero a raíz de que se empezó a permitir mayor movilidad de las personas, los accidentes en los que se vio involucrada infraestructura eléctrica se incrementaron de forma considerable”, explicó.

De acuerdo con los datos históricos que maneja la EEQ, en 2019 fueron 334 los accidentes con postes de por medio y 379 en 2018.