La recolección de la basura entra al radar de la Contraloría

  Quito

La recolección de la basura entra al radar de la Contraloría

Informe establece una glosa de $ 3,5 millones Autoridades actuales deslindan responsabilidad Los ciudadanos piden sanciones, pero a la vez acciones

WhatsApp Image 2022-09-30 at 18.33.58
Situación. En sectores de la ciudad hay acumulación de basura. Los ciudadanos tampoco cumplen su parte.Cortesía

En las calles preocupa lo que se palpa. La recurrente acumulación de basura en ciertos sectores de la ciudad es un tema que no deja de indignar a los habitantes de Quito. Lo que sucede a nivel de otras instancias, no es que no interesa, poco se sabe.

A Víctor Herrera, morador de San Carlos, en el norte, por ejemplo, le molesta salir por las mañanas a su trabajo y encontrar la basura del contenedor desperdigada en toda la vereda colindante a su vivienda. Dice que los responsables son los recicladores, “no todos”, que aprovechan la madrugada para intentar rescatar algo de la basura, pero le gustaría que las autoridades encargadas hagan algo para poner orden.

“Sobre los actos irregulares no estoy muy al tanto, pero no sorprende si en algunas zonas, especialmente en el sur, hay problemas serios de recolección que se vienen arrastrando por meses. Imagínese en lo que no se ve fácilmente”, dijo.

WhatsApp Image 2022-05-10 at 3.11.30 PM

Quito, en caos por la falta de limpieza y los malos vecinos

Leer más

Se refiere a la determinación que hizo la Contraloría General del Estado de una glosa de 3,5 millones por la ausencia de documentos que respalden el cálculo de los pagos por el servicio de recolección de residuos sólidos en volquetas, entre enero 2018 y abril de 2019, en el Distrito Metropolitano de Quito.

El informe determina la responsabilidad civil de siete funcionarios de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) y tres contratistas participantes. El examen especial estableció “que no se utilizaron criterios técnicos para determinar el tipo de vehículos, volumen de carga, tiempo de servicio y pago de jornadas, por lo que no se justificaron desembolsos por el monto de la glosa”.

Las autoridades actuales se defienden. A través de un comunicado, señalan que actualmente “no se ha resuelto ninguna declaratoria de emergencia ni se ha desarrollado ningún proceso precontractual en situación de emergencia”. Esto para dejar en claro que cualquier irregularidad analizada por la Contraloría es anterior a la gestión de este momento.

Elizabeth Amaya, que regenta un negocio cerca del parque de la Alameda, está al tanto de la noticia y considera que está bien que la Contraloría haya determinado los incumplimientos en este proceso de recolección de basura, aunque su optimismo disminuye a la hora de pensar si la ciudad podrá recuperar el monto del supuesto perjuicio, teniendo en cuenta otros casos.

“A pretexto de las famosas declaratorias de emergencia se montan este tipo de procesos y se abusa de los recursos del Estado, se saltan las auditorías internas y hasta la planificación, que es básica para cualquier proyecto”, señaló.

La Contraloría determinó que los funcionarios no planificaron la cantidad específica de volquetas requeridas para cumplir el objeto contractual, el tiempo de servicio para la recolección y el transporte de residuos sólidos. En los expedientes tampoco se incluyeron respaldos de las mediciones y monitoreo del servicio.

Esta no es aún la última palabra. Los responsables tienen el derecho de interponer un recurso de revisión, en sede administrativa, ante la Contraloría General del Estado o en los tribunales de lo Contencioso Administrativo, anunció el ente de control.

La Pisulí recibe los contenedores

Emaseo colocó este viernes 29 de septiembre contenedores en el sector de Pusulí en el noroccidente de Quito. Según la entidad, se beneficiarán unos 12.000 habitantes del sector.

Con esto se busca mitigar los considerados puntos críticos en donde se produce acumulación en los denominados microbasurales.

A los habitantes de esta zona se los capacitó para concienciar sobre los horarios, días de recolección y el uso correcto de los contenedores.

Capacidad. El transporte debía mover mínimo 8 toneladas por día, pero los registros hablan de pesos de 0.72 hasta las 2.05 toneladas netas, diarias.

La ciudad necesita más equipos para mejorar la eficiencia de la recolección de basura. No se trata de un tema nuevo, llevamos varias administraciones municipales con este problema

Víctor Herrera
morador del norte de la ciudad

Estos errores, según el informe, impidieron cumplir el trabajo porque debían recolectar ocho toneladas al día y no habrían llegado ni a la cuarta parte. La perjudicada siempre, la ciudad.

Elizabeth Amaya
propietaria de un comercio en el centro norte de la ciudad

.